Mostrando entradas con la etiqueta pobreza. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta pobreza. Mostrar todas las entradas

Aprender a lavarse las manos


Rosa María Torres

Tomado del sitio del BRAC

Desde el año 2008, el 15 de octubre se celebra como Día Mundial del Lavado de Manos. Lavarse las manos - dicen los estudios y los expertos - es la manera más sencilla de prevenir enfermedades y salvar millones de vidas.
Foto: BRAC
El día y el tema me recuerdan, inevitablemente, un viaje a Bangladesh a inicios de los 1990s y una visita al programa de educación del BRAC, una ONG renombrada y premiada mundialmente y una de las más grandes del sudeste asiático. Fui como funcionaria y asesora de UNICEF, cuyo apoyo continuado ha sido fundamental para el programa.

El sistema de escuelas del BRAC apenas empezaba por entonces. Escuelitas sencillas, modestas, pero acogedoras, de una sola habitación, ubicadas en zonas rurales y destinadas sobre todo a atraer a las niñas, con horario reducido a fin justamente de facilitar que las familias manden a sus hijas a la escuela.

Foto: BRAC

Ese fue mi primer viaje al Asia y esas las primeras escuelas que ví en las que los niños - y a menudo también los maestros - se sientan en el suelo y usan el suelo como espacio múltiple, de aprendizaje y recreación. Con ayuda del traductor que me acompañaba, pude comunicarme con las maestras y con los niños.

Empecé a fijarme en unos carteles escritos a mano colocados por todo lado. Pregunté qué decía el mensaje y me dijeron: "No te olvides de lavarte las manos". En el suelo y sobre las paredes había asimismo láminas, cartillas y otros materiales impresos con mensajes de higiene y de salud.
Foto: Compassion

Aprender a lavarse las manos con agua y jabón, y hacerlo regularmente después de ir al baño y antes de comer, era - sigue siendo - una parte muy importante del currículo y de la convivencia escolar en el sistema BRAC. Igual que otras normas básicas como el uso adecuado de la letrina y hervir el agua para la preparación de los alimentos. Lo que los niños aprendían en la escuela debían llevarlo a sus casas y enseñarlo a sus familias. Así pues, el objetivo escolar no se detiene en qué aprenden los niños sino en qué aprenden sus familias a través de ellos y en el impacto de esos aprendizajes sobre la vida familiar y comunitaria. Una visión y una lección inspiradoras que incorporé desde entonces.

Había visto escuelas en contextos de gran pobreza pero ninguna que le diera tanta importancia a lavarse las manos; a lo sumo, el tema incorporado como una lección en el texto escolar y, quizás, algún poster estacionado en la pared. ¿Por qué tanto énfasis en el lavado de manos?, le pregunté a una maestra en una de las escuelas que visité. Quería escuchar su punto de vista. "Porque hacemos todo con las manos", fue la simple explicación.

Foto: Compassion
Solo al día siguiente entendería cabalmente sus palabras. Una joven a la que conocí en el avión me había invitado a cenar a su casa, en Dhaka. Casa grande, hermosa, lujosa. Sus padres me atendieron con gran cordialidad. Antes de sentarnos a la mesa, a cada quien se le dio un pequeño cuenco con agua para lavarse las manos y un lienzo para secarlas. Ya en la mesa, gran variedad de platillos pero ni un solo cubierto. Aprendí allí mismo a comer con las manos. Un descubrimiento extraordinario y una experiencia inolvidable. La comida entrando por la vista y el olfato, luego por el tacto, y recién entonces por el gusto. 

Sigo de cerca al BRAC, que en estos años se ha ampliado a otros países y ha ganado múltiples premios internacionales. Leo que ha desarrollado un programa llamado WASH (water, sanitation and hygiene), dirigido a familias y comunidades. Más de 8.000 personas trabajan en el programa, con 65.000 comités comunitarios. Leo también que en 2010 Bangladesh sentó un nuevo record en el Día Mundial de Lavado de Manos, con 52.790 estudiantes lavándose las manos en simultáneo.
52,970 students washed their hands
in 2010 Bangladesh 52,970 students washed their hands simultaneously and set a world record (Unilever/Lifebuoy, 2010 - See more at: http://www.observerbd.com/2015/10/15/115418.php#sthash.dw5NVcm7.dpuf
Foto: Global Handwashing Day
WASH se creó en 2006 inicialmente a fin de lograr la meta 7 de los Objetivos de Desarrollo del Milenio: reducir a la mitad la proporción de personas sin acceso a agua potable y a sanidad básica. El programa se dirige a zonas rurales y apartadas, proveyendo letrinas, agua potable y conocimientos esenciales sobre higiene. Los logros son espectaculares: 90% de las comunidades involucradas usan letrina y 80% se lava las manos con agua y jabón después de usar la letrina y antes de comer. En el centro, el sistema escolar cambiándose a sí mismo y sirviendo de agente de cambio de los demás.

Como en tantas otras cosas, Bangladesh muestra caminos e inspira en la larga y dura lucha mundial contra la pobreza.

Foto: reunión del programa WASH con los niños en una comunidad

Otros artículos sobre Bangladesh y el BRAC en este blog

Kazi, el sin gracia
Una educación para resolver problemas de la vida
Los Laureados con el Premio WISE a la Educación

Textos relacionados
Manipuladoras de alimentos, manipuladoras de textos (Chile)
Educación y salud: juntas pero separadas
"Niños, no se olviden de usar el hilo dental" (Brasil)

Goal 4: Education - Sustainable Development Goals

Rosa María Torres


At the UN Sustainable Development Summit (New York, 25-27 Sep. 2015) a new development agenda was adopted for 2015-2030. From 8 Millennium Development Goals and 21 targets - some of which were not met (see MDG 2015 Report) - we move towards 17 Sustainable Development Goals and 169 targets - "Ending poverty plus 16 other goals", as some put it.
Over the past 25 years educational aspirations reflected in global goals have moved from basic education for children, youth and adults - Education for All (EFA) 1990-2000-2015 - to primary education for all children (completing four years of primary school) - Goal 2 of the Millennium Development Goals (MDG) 2000-2015 - to access to quality education at all levels, including higher education, and lifelong learning opportunities for all - Goal 4 of the Sustainable Development Goals (SDG) 2015-2030. The latter is considered to introduce a paradigm shift, described as "Moving from quantity to quality". (See EFA, MDG and SDG education goals in this table).

In fact, in September 2016, one year after the SDGs were approved, UNESCO published the Global Education Monitoring Report 2016 and announced that the new global education goals will not be met in 2030. If current trends persist, universal primary education will be achieved in 2042, universal lower secondary education will be achieved in 2059 and universal higher secondary education in 2084. 

Below is a piece on Objective 4 I wrote in 2015, when the SDGs were approved.

I analyze here Goal 4 and its 10 targets. The targets include all levels of education, technical and vocational skills, youth and adult literacy, gender equality, education for sustainable development, scholarships, education facilities, and teacher training. They are centered around formal education. The overall aspiration is more schooling, 12 years (primary and secondary education) considered the minimum this time. Free and quality are key additions; the word quality is reiterated in every target. Again, goals related to early childhood and adulthood are particularly weak.

Is it realistic to expect that ambitious education goals will be achieved by 2030 when much more modest goals were not achieved in 25 years of Education for All and 15 years of Millennium Development Goals?


After reading Goal 4 and its targets one wonders what are the lessons learned over the past 25 years of global goals and international initiatives for education. Where are the problems, contradictions, power struggles, education complexities?

Money is considered the main obstacle; however, as we know, education is one of those fields where how is spent is more important than how much is spent, and where money alone does not guarantee good policies or rapid, sustainable, change.

We find also the usual translation problems (English-Spanish).


Goal 4: Ensure inclusive and quality education for all and promote lifelong learning.
Just one-third of countries have achieved all the measurable Education for All (EFA) goals. - See more at: http://en.unesco.org/gem-report/report/2015/education-all-2000-2015-achievements-and-challenges#sthash.yYyYBh6R.PLvDOXjA.dpuf

Main findings

  • Just one-third of countries have achieved all the measurable Education for All (EFA) goals.
  • In 2012, 121m children and adolescents were still out of school, down from 204m in 1999.
  • Half of countries have now achieved Universal Primary Enrolment and 10% more are close.
  • Poorest children are five times more likely not to complete primary school than richest.
- See more at: http://en.unesco.org/gem-report/report/2015/education-all-2000-2015-achievements-and-challenges#sthash.yYyYBh6R.PLvDOXjA.dpuf

»
Inclusive and quality remain strange and confusing terms for the majority of the population worldwide. Their interpretations and uses differ considerably even within the specialized education community. The same occurs with lifelong learning, a concept not fully incorporated yet by the education community. All this must be kept in mind when communicating the Quality Education goal in the framework of the Sustainable Development Goals.

»
Lifelong learning (LLL) is mentioned as separate from education. (In fact, many people confuse LLL with adult, out-of-school, or informal learning). LLL focuses on learning, goes "from womb to tomb", and includes formal education. Therefore, LLL crosses all targets of Goal 4. 


■ By 2030, ensure that all girls and boys complete free, equitable and quality primary and secondary education leading to relevant and Goal-4 effective learning outcomes.

» This target is the first one in the list and is the most important one within Goal 4. Most financial efforts will probably be devoted to this target.
 

» It is important to remember that:

- Education for All (1990-2015) adopted six basic education goals, aimed at "meeting basic learning needs" of children, youth and adults, in and out of school. According to the International Standard Classification of Education (ISCED), basic education comprises primary education and lower secondary education. The six goals were not me in 25 years, and remained as "unfinished business".
- The Millennium Development Goals (2000-2015) proposed Goal 2: Achieve universal primary education ('primary education' understood as 4 years of schooling; no mention of free or quality). In 15 years, this modest goal was not met.

» In the final phase of EFA and of the MDGs a "global learning crisis" was acknowledged: after four years of schooling millions of children worldwide are not learning to read, write and do basic math.

» With this experience in mind, is it realistic to think that "free, equitable and quality primary and secondary education" with "effective learning outcomes" are attainable in the next 15 years? In the push for 'universal secondary education', won't we repeat the same - and worse - problems than those faced in the push for 'universal primary education'?.

»
"All
girls and boys" may not be realistic goal for many countries.

»
Not all is about money. Latin America's high school drop out should be taken into account: nearly half of young Latin Americans leave high school, mainly because of lack of interest and lack of purpose. In a region with historical high primary education enrollment rates, secondary education is viewed today as a major bottleneck.

»
In today's world children are not the only ones attending primary and secondary education; also young people and adults. Targets and indicators related to youth and adults (see below) might also incorporate primary and secondary education.

■ By 2030, ensure that all girls and boys have access to quality early childhood development, care and pre-primary education so that they are ready for primary education.

»
Early childhood development, care and pre-primary education are important not to prepare children for primary education, but to better prepare them for learning (in and out of school) and for life. This debate has been going on for decades. The SDGs have decided to adopt the instrumental, school-oriented vision of early childhood development and education. Let us hope that the indicators do not reinforce this 'school preparedness' trend.

■ By 2030, ensure equal access for all women and men to affordable and quality technical, vocational and tertiary education, including university.


»
"Affordable and quality technical, vocational and tertiary education" is hard to find in most countries around the world. Can you ensure access to something that, in many cases, will take much longer than 15 years to be in place? Again, all will have to be translated into a more realistic quantitative goal.


■ By 2030, substantially increase the number of youth and adults who have relevant skills, including technical and vocational skills, for employment, decent jobs and entrepreneurship.

»
See comments to previous target.

»
It is difficult to agree on the "relevant skills for employment, decent jobs and enterpreneurship" that can be considered universal and useful in any context. Certainly, and given the weaknesses of the school system and of basic education, some of them will have to do not with "technical and professional skills" but with basic learning needs such as oral expression, and reading and writing properly and autonomously.


■ By 2030, eliminate gender disparities in education and ensure equal access to all levels of education and vocational training for the vulnerable, including persons with disabilities, indigenous peoples and children in vulnerable situations.

 » Again: women, indigenous peoples, and people with disabilities are put together, in the "vulnerable" category. However, their vulnerabilities - and the ways they are discriminated - are very different and specific.

»
It is time to consider equality, not juts parity - access and enrollment. Disparities are expressed in many areas: retention, repetition, roles played, expectations, learning outcomes, study and career options, etc.


» To be considered: in Latin America, education discrimination against indigenous peoples is stronger and more systematic than discrimination against girls/women. In other words: racism is stronger than machismo.

■ By 2030, ensure that all youth and a substantial proportion of adults, both men and women, achieve literacy and numeracy.


» Youth and adult literacy is historically the least successful global education goal and remains a critical challenge worldwide (781 million illiterates, the usual two thirds represented by women). The challenge includes sound policy and goal formulation. "Achieving literacy and numeracy" remains a highly ambiguous notion. When can we say that someone has achieved literacy and numeracy? (It may be useful to describe clear competencies within this target).

»
"Substantial proportion of adults" needs to be translated into a percentage that makes the goal not only achievable but successful.

■ By 2030, ensure that all learners acquire the knowledge and skills needed to promote sustainable development, including, among others, through education for sustainable development and sustainable lifestyles, human rights, gender equality, promotion of a culture of peace and non-violence, global citizenship and appreciation of cultural diversity and of culture’s contribution to sustainable development.

»
Clearly, promoting sustainable development is not only about knowledge and skills. The most developed, educated and informed countries in the world are the ones that contaminate the most. On the other hand, indigenous peoples preserve the planet.

»
The description of knowledge and skills considered necessary is vague. In any case, acquiring them requires not only education but also information and communication efforts; not only the school system but also indigenous knowledge and practice, non-formal learning and informal learning at home, in the community, through the media and the internet, in the workplace, etc.

■ Build and upgrade education facilities that are child, disability and gender sensitive and provide safe, nonviolent, inclusive and effective learning environments for all.


» It is important to highlight the need to differentiate and respond to specific realities and needs, rather than to homogenize. Need to add mention of facilities that are sensitive to different cultures (there are various cultures within a country - countries that are multiethnic and pluricultural, and as a result of migration processes). This is not covered by child, disability and gender sensitivity.

■ By 2020, substantially expand globally the number of scholarships available to developing countries, in particular least developed countries, small island developing States and African countries, for enrollment in higher education, including vocational training and information and communications technology, technical, engineering and scientific programmes, in developed countries and other developing countries.

»
South-South cooperation and exchange are essential. So-called 'developing countries' are highly heterogeneous. Many such countries are in a condition to offer scholarships and exchange programmes that may be more relevant to other 'developing countries' than those offered by 'developed' ones.


■ By 2030, substantially increase the supply of qualified teachers, including through international cooperation for teacher training in developing countries, especially least developed countries and small island developing states.


»
It is revealing that the target devoted to teachers appears last in the list (following scholarships, education facilities, etc.).

»
It is fundamental to deepen the understanding and the debate - globally and in each national context - on the issue of teachers, teacher education and teacher quality. Qualified teachers and quality teachers may not necessarily be the same thing. Training is only one factor of quality teaching. Poor teacher training is very common and ineffective. Becoming a good teacher depends on character, vocation, school background, appreciation for learning, for reading and for experimenting, quality of teacher education and of teachers' working and learning conditions. There are many old conceptions and misconceptions on what good teacher and good teaching are. 


» The teacher is a key factor in the quality of school education, but not the only one. The whole responsibility cannot be placed on teachers. All evaluations of student learning in school reiterate the critical role of poverty and of overall families' socio-economic conditions. Improving the learning conditions of the poor implies improving them both in and out of school (health, nutrition, well-being, lack of fear, affection, care, play, sleep, etc.).

Related texts in OTRA∃DUCACION

Aprendizaje a lo largo de la vida
De alumno a aprendiz
Mujeres, indígenas y discapacitados
Ojo con traducciones y traductores
Madre Tierra
Sumak Kawsay: Voces y saberes de la Amazonía ecuatoriana
¿Mejorar la educación para aliviar la pobreza? ¿O aliviar la pobreza para poder educar?
¿Atraer los mejores estudiantes para la docencia?
Sobre aprendizaje de jóvenes y adultos | On youth and adult learning
Escolarizado no es lo mismo que educado
1990-2030: Global education goals | Metas globales para la educación
Educación para Todos y Objetivos del Milenio no son la misma cosa (entrevista) 
Calidad educativa: ¿infraestructura, tecnologías y docentes?
Education First | La educación primero 
¿Educación a lo largo de la vida para el Norte y educación primaria para el Sur? | Lifelong Learning for the North, primary education for the South?
International Initiatives for Education | Iniciativas internacionales para la educación
What did the Millennium Development Goals achieve?
Formal, non-formal and informal learning

 

Fin de la Iniciativa Yasuní ITT: cadena del 15 agosto 2013

Rosa María Torres
Discurso de Rafael Correa en la nube, cadena nacional 15 agosto 2013. Elaboración: El Comercio


Rafael Correa, Cadena Nacional sobre fin de la Iniciativa Yasuní ITT (Quito, 15 agosto 2013)


El 15 de agosto de 2013, mediante cadena nacional (Decreto Ejecutivo 74), el Presidente Rafael Correa informó su decisión de dar por terminada la Iniciativa Yasuní-ITT que proponía dejar el petróleo bajo tierra en el Parque Nacional Yasuní, en la Amazonía ecuatoriana, una de las zonas más biodiversas del planeta, declarada en 1989 Reserva Mundial de la Biósfera por la UNESCO. La Iniciativa le ganó al Ecuador renombre internacional; su cierre generó gran desconcierto y frustración nacional e internacional. La sociedad ecuatoriana había apoyado entusiasta la Iniciativa y se pronunció mayoritariamente por mantenerla incluso si fracasaba la recaudación.

Desde agosto 2013, las cosas han seguido el rumbo programado por Correa. La Asamblea Nacional, con mayoría oficialista, dio inmediatamente paso al pedido presidencial (3 octubre 2013), sin atender a la consulta popular reclamada por los ecuatorianos (72.3% dijo SI a la consulta para "cambiar la decisión del Presidente Correa de explotar el ITT", según encuesta de Perfiles de Opinión) y a la que él mismo se había comprometido en 2011, y desestimando los derechos de la naturaleza establecidos en la Constitución (2008). La recolección de firmas para exigir la consulta popular, cumplida por Yasunidos - movimiento ciudadano surgido desde la sociedad civil y protagonizado por jóvenes - fue boicoteada y abortada fraudulentamente por el Consejo Nacional Electoral (CNE), siempre atento a los lineamientos y deseos del Presidente.

La explotación del campo Tiputini inició.
El ejército y la Armada impidieron a Yasunidos ingresar para verificar los trabajosSe anunció que los primeros 10.000 barriles de petróleo saldrían en marzo 2016. La "tecnología de punta" y la "explotación responsable" anunciadas están por verse. La promesa del "99% del Yasuní intacto" fue y sigue siendo la gran falacia sobre la cual el gobierno edificó la campaña para buscar el apoyo del pueblo ecuatoriano a la explotación de [lo que queda de] el Yasuní.

Se dijo que se esperaba obtener USD 18.000 millones de la explotación y se dijo que estos eran indispensables para "vencer la miseria". Se habló, en particular, de construcción de escuelas y hospitales. Se presentó un dramático estado de la pobreza en el Ecuador (la mitad de la población carece de servicios básicos), hasta entonces no escuchado e impensable en el marcado exitismo de la "revolución ciudadana".

Al poco tiempo del anuncio y del cierre de la Iniciativa Yasuní-ITT, los precios internacionales del petróleo empezaron a caer en picada. No obstante, se mantuvo la decisión de explotar el Yasuní-ITT. Como se repite, no hay Yasuní que alcance para el modo de gastar de este gobierno y la abultada y bien pagada burocracia/tecnocracia.

El 15 de agosto de 2014, al cumplirse un año del cierre de la Iniciativa Yasuní ITT, Yasunidos hizo público un Manifiesto y organizó un Tribunal Etico por los Derechos de la Naturaleza: el caso del Yasuní, el cual sesionó en Quito (Ver el Veredicto del Tribunal).

A tres años del anuncio presidencial, y a casi 10 años de gobierno correísta, la economía y la situación del país ha cambiado drásticamente, pasando de la mayor holgura económica de la historia de este país, a una situación de inocultable crisis, agravada por el terremoto del 16 abril de 2016. Hay mucho para reflexionar y analizar en torno a aquel pronunciamiento y al proceso detonado por éste, a la luz de la información y el conocimiento que poseemos actualmente y del accionar en terreno de la estatal Petroamazonas.

Transcribimos abajo el texto de la cadena, invitando a esa reflexión y ese análisis informado y pausado.  Destacamos algunos pasajes e intercalamos entre paréntesis algunas notas alusivas.



Queridos ecuatorianas y ecuatorianos, y muy especialmente los jóvenes de mi Patria y de la Patria Grande. [ La usual interpelación a los jóvenes ]

Hace ya más de seis años, con la mayor alegría, el mayor entusiasmo, y tal vez con no poca ingenuidad, presentamos al mundo la Iniciativa Yasuní-ITT proponiendo al planeta mantener indefinidamente inexplotadas las reservas petroleras del bloque Ishpingo-Tiputini-Tambococha, más conocido como ITT, reservas estimadas en alrededor de 920 millones de barriles, que corresponden al 20% de reservas comprobadas del país. Con ello se evitaría mandar a la atmósfera más de 400 millones de toneladas de CO2, colaborando así con la lucha contra el calentamiento global. Para este fin, la comunidad internacional debía contribuir con al menos 3.600 millones de dólares que representaban en ese entonces cerca del 50% de lo que percibiría el Estado si explotaba el ITT. 

No era caridad lo que pedíamos. Era co-responsabilidad en la lucha contra el cambio climático, siendo el principal contribuyente el pueblo ecuatoriano, puesto que Ecuador es un contaminador marginal y sin embargo con la propuesta sacrificaba 3.600 millones de dólares en renta petrolera. La compensación exigida tenía una perfecta lógica ambiental y económica: constituía un justo pago por la generación de bienes ambientales. Sin la selva amazónica, principal pulmón del mundo, probablemente la vida en el planeta desaparecería. No obstante aquello, los países amazónicos no recibimos nada a cambio por ese fundamental bien para la vida. La propuesta pretendió despertar la conciencia del mundo y generar una nueva realidad: bajar de la retórica a los hechos, exigiendo la co-responsabilidad de la comunidad internacional en la lucha contra el calentamiento global. 

Sin buscar ninguna clase de rédito - yo creo que el país me conoce - pero tan solo por precisiones ante la historia, quien ideó y propuso la Iniciativa, en reunión de directorio de Petroecuador, en junio de 2007, fue el propio Presidente de la República
. [ La propiedad intelectual de la Iniciativa ]

Lamentablemente, tenemos que decir que el mundo nos ha fallado.
[ ¿"El mundo nos ha fallado"?] Hasta el momento solo existen 13.3 millones de dólares en fondos disponibles, depositados en los fideicomisos Yasuní-ITT. Esto es apenas el 0.37% de lo esperado. Existen compromisos no directamente vinculados a la Iniciativa por 116 millones de dólares. ¿Por qué este fracaso?

Seguramente hemos cometido errores, por lo innovador de la propuesta, pero les aseguro que de ninguna manera esos errores han sido decisivos. Pienso que la Iniciativa se adelantó a los tiempos y no pudo o no quiso ser comprendida por los responsables del cambio climático. También hemos tenido mala fortuna, ya que el lanzamiento de la Iniciativa coincidió con la peor crisis económica global de los últimos 80 años. Pero que nadie se engañe. El factor fundamental del fracaso es que el mundo es una gran hipocrecía y la lógica que prevalece no es la de la justicia sino la lógica del poder.

Es tan simple como duro, queridos jóvenes. Los países contaminadores también son los más ricos y fuertes. Y si los bienes ambientales generados por otros son de libre acceso, ¿por qué habrían de pagar algo? Imagínense por un instante si la situación fuera lo contrario: si los países pobres fuéramos los contaminadores y los países ricos los que tuvieran la selva amazónica generadora de aire puro. ¿Es que ya nos hubieran hasta invadido para obligarnos a pagarles por dichos bienes? Esa es la gran lucha, queridos jóvenes: un mundo donde reine la justicia y no solo la conveniencia del más fuerte.

Mientras tanto, tenemos que vencer la pobreza. Tenemos que construir hospitales, adecuadas escuelas, vivienda, energía, lograr que cada territorio tenga los servicios básicos indispensables. [¿Explotar el Yasuní para vencer la pobreza? ] Para este fin, el Ecuador ha aprobado el Plan Nacional para el Buen Vivir que contiene un programa de inversiones para todo el Estado, incluidos los gobiernos autónomos descentralizados. Un plan de cerca de 70 mil millones de dólares [ Plan Nacional para el Buen Vivir ], para tener en cada rincón de la Patria las UPCs, centros, escuelas, lo necesario desde el punto de vista de servicios del Estado.

Hemos vivido acostumbrados - ya no nos sorprende, por costumbre - a enfermedades como dengue, cólera, gastroenteritis, que son patologías de la miseria, pues no deberían existir y no existen en países con adecuados servicios sanitarios: agua potable, alcantarillado, rellenos sanitarios, de los cuales en pleno siglo 21 solo goza la mitad de la población ecuatoriana.

Escúchenme, jóvenes de la Patria: solo la mitad de los ecuatorianos tienen adecuados servicios sanitarios: agua potable, alcantarillado, relleno sanitario. Muy difícilmente podremos lograr en el 2015 los Objetivos del Milenio en cuanto a desnutrición, precisamente por la ausencia de esos servicios sanitarios. [ El drama de la desnutrición infantil en el Ecuador] Nuestra agua dulce se está destruyendo, no por la minería, como dicen ciertos falsarios, sino por la falta de sistemas de aguas servidas en nuestras ciudades. La selva también se está destruyendo, pero por la expansión de la frontera agrícola y pecuaria, especialmente en la Amazonía. Y para evitar lo cual se requieren fuentes alternativas de empleo e ingreso. [ La pobreza en el Ecuador ]

Nuestros pueblos ancestrales y minorías étnicas viven en la pobreza
y algunos pretenden mantenerlos en esa situación en nombre de la preservación de sus culturas, como que si la miseria, el mayor insulto a la dignidad humana, fuera parte del folklore. [ La pobreza de los indígenas y afrodescendientes ]

Por todo lo anterior, con profunda tristeza pero también con profunda responsabilidad con nuestra historia, he tenido que tomar una de las decisiones más difíciles de mi gobierno. El día de hoy he firmado el decreto ejecutivo para la liquidación de los fideicomisos Yasuní-ITT y con ello poner fin a la Iniciativa. De igual manera, en el referido decreto ordeno la elaboración de informes técnicos, económicos y jurídicos, para de acuerdo con el artículo 407 de la Constitución solicitar a la Asamblea Nacional la declaratoria de interés nacional al aprovechamiento de petróleo en el Yasuní [ Los informes técnicos para la explotación ], utilización que afectará - escúchenme bien, pueblo ecuatoriano, y en especial jóvenes queridos - menos del 1% del Parque Yasuní, un parque que tiene más de 1 millón de hectáreas.

Podemos crear para ello una veeduría ciudadana, pero de gente honesta, no de fundamentalistas con insensatas agendas anti-todo, que alcanzaron apenas el 3% de apoyo popular en las últimas elecciones. [ La veedurías ciudadana que nunca fue] Es una grosera e irresponsable mentira lo que han posicionado los grupos de siempre, engaño en el que caen muchos jóvenes de buen corazón: Yasuní o petróleo. Esto no es verdad. Jamás permitiría que el Yasuní desapareciera. Los han engañado con un falso dilema: el todo o nada, explotar el ITT o la supervivencia del Yasuní. [Dilemas y opciones frente a la explotación del Yasuní ]

Ese falso dilema es parte de un falso dilema aún mayor: naturaleza o extractivismo. Noruega es un país petrolero y es uno de los que mejor cuida su naturaleza, además de ser el campeón del desarrollo humano. Canadá es un país minero y tiene las mayores reservas de agua dulce del planeta. Lo que ha dicho esa gente es falso, queridos jóvenes.

En la actualidad, en función de la tecnología disponible para la explotación petrolera y sobre la base de los precios del petróleo [ Los precios del petróleo ], el aprovechamiento de las reservas del ITT arrojaría un valor neto de 18.892 millones de dólares, más de 11.000 millones adicionales a lo que originalmente se estimó. [ El dinero a obtenerse del Yasuní ]

En consecuencia, el verdadero dilema es 100% el Yasuní y nada de recursos para satisfacer las necesidades urgentes de nuestra gente, ó 99% del Yasuní intacto y 18.000 millones de dólares para vencer la miseria, especialmente en la Amazonía, paradójicamente la región con mayor incidencia de pobreza. Insisto: en su verdadero contexto, sin engaños, sin falsos dilemas, sin mentiras, la elección es: 100% el Yasuní y nada de recursos para combatir la miseria, o al menos 99% del Yasuní, un Yasuní intacto, y 18.000 millones de dólares para combatir la miseria, para dar a nuestra población los servicios que merece, que por tanto tiempo se le han negado. Creo que es demasiado clara la elección. [ El cuento del 99% del Yasuní intacto ]

De estos recursos, los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD) amazónicos, por la Ley 010, recibirían cerca de 258 millones de dólares y por la repartición del 12% de excedentes petroleros alrededor de 1.882 millones de dólares. Con ello, la Amazonía podrá con holgura salir de su retraso histórico. Todo esto en adición a cerca de 1.568 millones de dólares que recibirán todos los gobiernos autónomos descentralizados del país por su participación por ley en la renta petrolera del país.
Vendrán los charlatanes de siempre a decir que esta decisión es fruto de excesivo gasto público, como si fuera un delito invertir en salud, educación, bienestar de nuestro pueblo. [ El gasto público en el gobierno de Correa ]

La verdad es que estos recursos ni siquiera son para nuestro gobierno sino para el futuro. Ustedes, ecuatorianos, pueden ver el gráfico; ahí están las curvas de producción estimada de los campos Tiputini y Tambococha, donde solo una pequeñita parte se recibiría en nuestro gobierno, es decir, hasta el año 2017. La gran parte de producción y, en consecuencia, de ingresos petroleros, es para después de nuestro gobierno. [ Más allá del 2017 ]. Actuamos no para las próximas elecciones; actuamos para las próximas generaciones, para el futuro de nuestra Patria.

Les pido a nuestros compañeros y a la misma oposición responsable, que la hay en la Asamblea Nacional, apoyo en esta dura pero necesaria decisión. Yasuní seguirá viviendo pero la pobreza disminuirá y con suerte y adecuadas decisiones, la venceremos definitivamente.

Los trabajos en el campo Tiputini se empezarán en las próximas semanas, una vez terminada la consulta previa y los permisos ambientales respectivos, ya que el 80% de este campo está fuera del Parque. [ La consulta previa ] Y la parte de la Iniciativa - porque como siempre se dijo, el mayor problema no es la extracción del petróleo, técnicamente realizado tiene un mínimo impacto, sino las emisiones de CO2 cuando se utilice, se queme, ese crudo pesado - los trabajos estarán a cargo de la empresa estatal Petroamazonas. [ Petroamazonas ] A manera de ejemplo: el campo Pañacocha, de Petroamazonas, desarrollado totalmente en nuestro gobierno, ha sido premiado internacionalmente por el cumplimiento en exceso de los parámetros ambientales y ha sacado de la miseria a las comunidades amazónicas de Playas de Cuyabeno y Pañacocha. Pronto inauguraremos las comunidades del milenio de ambas. Extraordinario. [ Las comunidades del milenio ]

Probablemente el país no lo conoce, pero actualmente operan cuatro explotaciones petroleras en el Parque Yasuní, siendo ejemplos de explotación amigable con el medio ambiente.
[ Más del 60% del Yasuní ya está tomado por la actividad petrolera ]

En los próximos días se hará una campaña comunicacional para explicar detalladamente al país las técnicas de extracción de última generación a emplearse
. [ La "tecnología de punta" ] Jóvenes queridos: que no nos engañen con simplismos del todo o nada y de buenos contra malos. Así no funciona el mundo. Aquí hay gente de buen corazón, como ustedes, que queremos conservar la naturaleza pero también queremos acabar con la miseria. [ La comunicación y la propaganda gubernamental: Del Yasunízate al Des-Yasunízate ]

En nombre de la Patria, agradezco profundamente a Ivonne Baki que se entregó toda entera como responsable de la Iniciativa Yasuní-ITT
. Lo hizo con profundo cariño, con patriotismo, con convicción, con sacrificio, con pasión. Pese a aquello, y a su inmensa capacidad, no se lograron los objetivos, por motivos antes expuestos. [ Ivonne Baki ]

(Otros agradecimeitnos: a Vicepresidente Lenin Moreno, a apoyo y aportes del mundo y del país).
(...) Y en particular agradecer a nuestros conciudadanos, que siempre apoyaron, en una inmensa mayoría, esta incativa revolucionaria.

Queridos jóvenes,
durante seis años hicimos lo que pudimos. No les quede la menor duda. Ojalá entiendan que esa demora significó millones de ecuatorianos sin agua potable, niños muriendo o malcreciendo por causas perfectamente evitables, centenas de miles de jóvenes sin infraestructura adecuada, personas sin acceso a la salud.

En estos días he recibido miles de tweeters, mensajes, plantones de jóvenes, defendiendo el Yasuní.
Me siento tremendamente orgulloso de ustedes, nuevas generaciones que están creciendo con una gran conciencia ecológica, en gran parte gracias a los esfuerzos de la Revolución Ciudadana.
[¿Conciencia ecológica? ] Ustedes aman la vida, yo tambien amo la vida, Ecuador ama la vida. [Ecuador ama la vida ] Pero se están produciendo muertes que son verdaderos crímenes en el siglo 21, por dengue, por amebiasis, por desnutrición. Insisto: patologías de la miseria. 

¿A ustedes no les gusta el petróleo? Les aseguro que a mí tampoco me gusta. Pero a todos nos debería disgustar aún más la miseria. Y que nadie se engañe. Necesitamos nuestros recursos naturales para superar lo más rápidamente la pobreza y para un desarrollo soberano. El que les diga lo contrario, les está mintiendo. El mayor atentado a los derechos humanos es la miseria. Y el mayor error es subordinar esos derechos humanos a supuestos derechos de la naturaleza. [ Los derechos de la naturaleza establecidos en la Constitución ] No importa que haya hambre, falta de servicios; lo importante es el conservacionismo a ultranza. Esto también es un falso dilema, ya que el ser humano es parte de la naturaleza y la pobreza también atenta contra la Pachamama, con la sobrexplotación de suelos, la tala indiscriminada de bosques, la contaminación de nuestros ríos por falta de servicios adecuados.

Queridas ecuatorianas, queridos ecuatorianos, jóvenes de la Patria: podemos tener la conciencia tranquila. Yasuní-ITT ha sido la propuesta más seria y concreta en la lucha contra el cambio climático en toda la historia de la humanidad. No lo decimos nosotros; lo dice Miguel D'Escoto, exPresidente de la Asamblea General de Naciones Unidas. Pero tenemos que velar por nuestro pueblo, por nuestra gente, sobre todo por los más pobres.  [ El Plan A y el Plan B de la Iniciativa Yasuní-ITT ]

Esta decisión nos desilusiona a todos pero es necesaria. Ya no podemos hacer más, sin grave perjuicio al bienestar de nuestra gente. La historia nos juzgará. Los charlanates de siempre pueden decir lo que quieran. Ustedes, queridos jóvenes, tengan la seguridad que nadie defiende más el Yasuní y a nadie le duele más esta decisión que al propio compañero Presidente. 

De inmediato
tratarán de politizar los oportunistas de siempre, tratarán de desestabilizarnos. [ Las amenazas, los ecologistas infantiles, los desestabilizadores ] Confíen en el gobierno y no caigan en esos juegos. Peor aún en la violencia que ciertos grupos tratarán de generar en base a una vacía "resistencia". Mi cargo siempre estará a disposición de ustedes, jóvenes, y del pueblo ecuatoriano. Les hago un llamado a la confianza. Podemos equivocarnos, pero jamás de mala fe. [ Los errores de buena fe ] No caigan en las falsedades de los oportunistas de siempre. Recuerden cuando se inventaron un holocausto tiburonero, que cambiábamos votos por aletas, dijeron. Todo fue mentira. Hoy somos felicitados e invitados porque tenemos uno de los mejores sistemas de control pesca de tiburón de toda la región.

Nunca renunciaremos a la utopía. A lo largo de estos años hemos demostrado nuestro amor por el Yasuní. Y reiteramos la promesa por que su integridad y su maravilla perduren para siempre, pero también aprovechando responsablemente los recursos de su subsuelo para el servicio de las ecuatorianas y los ecuatorianos. [ La explotación "responsable"]

Con sumo cuidado. Con infinito amor. Nada para nosotros. Todo por la Patria. Hasta la victoria siempre. [ Los esloganes de la "revolución ciudadana"]

Textos relacionados en OTRA∃DUCACION

Los Yasunidos y su lucha por el Yasuní

Sumak Kawsay
: Voces y saberes de la Amazonía ecuatoriana


Para saber más
(video)
Tiputini, en el Parque Nacional Yasuní. Reportaje de Visión 360, Ecuavisa, agosto 2014.
La Batalla por el Yasuní (Pinterest)
Yasuní con amor y con humor
(Pinterest)

Yuyay Jap’ina – Apropiándonos del conocimiento (Bolivia)


Foto: Rosa María Torres
Foto: Rosa María Torres
Rosa María Torres

Programa de Alfabetización Yuyay Jap’ina (UNICEF)
Visita a la comunidad Saca Saca, Municipio de Uncía, Departamento de Potosí
(11 agosto, 2006)

A las mujeres y los niños de Saca Saca


Este reportaje es parte del estudio “Alfabetización y acceso a la cultura escrita por parte de jóvenes y adultos excluidos del sistema escolar en América Latina y el Caribe”, financiado por el CREFAL. Entre 2006 y 2009 visité programas de alfabetización y de promoción de la lectura y la escritura en nueve países de la región (Argentina, Bolivia, Colombia, Ecuador, México, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela).



Después de casi cinco horas de viaje, desde Cochabamba, y habiendo subido a más de 4.600 metros de altura, llegamos a Llallagua, un pequeño pueblo potosino que me parece la cima del mundo. Aún falta un trecho para llegar a Saca Saca, la comunidad rural donde funciona el centro de alfabetización que hemos venido a visitar. Se trata del programa Yuyay Jap'ina ("apropiándose del conocimiento"), un programa de alfabetización en quechua impulsado por UNICEF desde 1992, dirigido preferentemente a mujeres indígenas en áreas rurales de los Departamentos de Potosí y Cochabamba. Me acompañan Guillermo y Pedro, de las oficinas de UNICEF en La Paz y en Uncía, y Giovanna del PROEIB-Andes, en Cochabamba.
Foto: Rosa María Torres
Dejamos nuestros bultos en el Hotel Llallagua, donde pasaremos la noche. Antes de salir a Saca Saca, estiramos un poco las piernas y nos sentamos en un pequeño restaurante de la plaza a tomar un té de coca, bueno para la altura y para el frío. Guillermo lleva encima cuatro capas de ropa. Yo llevo otro tanto, pero sigo entumecida. El dolor de cabeza y el mareo anuncian soroche, el temible mal de las alturas. La altura, y las infinitas curvas del camino, han hecho estragos.

Hay que viajar por tierra en Bolivia para percibir su vasta geografía (más de 1 millón de kilómetros cuadrados, 8 habitantes por kilómetro cuadrado, 9 departamentos, 112 provincias, 327 municipios), las enormes distancias, los rigores y las variaciones del clima, la dramaticidad de la pobreza, la fantástica riqueza cultural de este país. Hemos viajado horas sin ver un solo poblado, una sola persona, en medio de parajes desérticos. Hemos visto mujeres con niños a la espalda y niños pequeños, muertos del frío, ganándose la vida en la carretera vendiendo comida a los pasajeros en los puestos de control; ninguno pidiendo limosna.

Llallagua, zona minera

Foto: Rosa María Torres
“LLALLAGUA RUMBO AL TERCER MILENIO. ¡GRACIAS POR SU VISITA!”, dice la placa a la entrada del pueblo, ubicada junto a un pequeño monumento en homenaje a los mineros. Estamos en zona cercana al campamento minero más populoso de Bolivia, Siglo XX. La imponente montaña de Llallagua (4.675 metros) ha jugado un papel clave en la vida de este país. Cuna de la mina de estaño más grande del mundo y de la fortuna personal amasada por Simón Patiño, el “rey del estaño”, del sindicalismo minero boliviano y sus luchas, que sentaron precedentes y abrieron caminos de transformación social en el país.

Llallagua y Uncía son dos de los 13 municipios que forman parte de la Mancomunidad Norte de Potosí. En 11 de los 13 municipios, el 81% de la población se ubica debajo del índice de pobreza. Las mujeres tienen en promedio 6 ó 7 hijos. De cada 10 mujeres en edad escolar (5 a 19 años), 3 ó 4 no van a la escuela. En todos los municipios, exceptuando Llallagua, entre 63% y 93% no tiene agua de cañería. Sólo la mitad de los hogares tiene acceso a un radio receptor o a un televisor.

La Ficha Municipal de Llallagua, a la que accedemos en Internet, da cuenta de una población total de cerca de 40.000 personas, hablante de quechua, aymara y castellano; una densidad poblacional de 70.3 habitantes por kilómetro cuadrado; población organizada en ayllus* y sindicatos agrarios, en el ámbito rural, y en juntas vecinales, clubes de madres y organizaciones sindicales, en el ámbito urbano; una tasa de analfabetismo del 20% en la población de 19 años y más, más alta (30%) entre las mujeres. Las principales actividades económicas son la extracción de minerales metálicos y la cría de ganado camélico. Hay 1 hospital básico, 6 médicos, 1 dentista y 2 enfermeras. 7 ONGs trabajan en el Municipio. Hay acceso a Internet.

A su vez, la Ficha Municipal de Uncía informa de una población de 25.000 habitantes (la mayoría en zonas rurales), con una densidad poblacional de 22.5 habitantes por kilómetro cuadrado. Las actividades económicas principales son el estaño y concentrados, el oro y el turismo. El Municipio no cuenta con hospital, tiene 3 médicos, 0 dentistas y 1 enfermera. Hay 6 ONGs operando en la zona.

La llegada a Saca Saca

En el camino se ha hecho de noche. Llegamos con el vehículo hasta una explanada. Sólo podemos ver las haces de luz del vehículo, estrellándose contra la neblina y la oscuridad. De pronto, entre las luces empiezan a moverse las siluetas de lo que terminará siendo un enjambre de niños, encargados de guiarnos hasta la escuela donde estudian y nos esperan sus padres. De la mano de dos niñas camino sin ver, en un sendero lleno de piedras que imagino el lecho de un río seco. Al poco tiempo se divisa a lo lejos un punto de luz, que resulta ser una lámpara de gas, iluminando el centro de alfabetización, que es la escuela multigrado y multipropósito de la comunidad, en la que estudian estos niños y niñas a la mañana y sus padres y madres a la tarde.

Foto: Rosa María Torres
Escoltados, entramos al aula. El profesor es un hombre y los alumnos mujeres de diversas edades y dos hombres jóvenes. Nos reciben con aplausos. Para mi sorpresa, las mujeres, además, se acercan a saludarme con beso - en realidad dos, uno en cada mejilla. Siguen largos discursos de bienvenida, en quechua y en aymara.

La lámpara de gas, en el centro, ilumina el espacio con una luz extraña. Los alumnos están organizados en cuatro grupos de cuatro o cinco personas sentadas alrededor de mesas escolares que desbordan cuadernos y libros. El que están usando se titula “Alfabetización para la Vida y la Producción (Castellano como segunda lengua)”. Todas las paredes están abarrotadas de materiales de lectura, carteles en quechua y en castellano – letras, sílabas, familias silábicas, oraciones, textos, dibujos, números - superpuestos y entremezclados con los carteles infantiles utilizados en la mañana. Junto a la pizarra está colgada una cartulina blanca con bolsillos y tarjetas, cuya composición ha quedado hoy así:

Pachawatana
CALENDARIO
Hoy es viernes 11 de agosto del 2006

Los hombres - el profesor y los dos alumnos varones - visten ropa y accesorios modernos, chompas con cierre, suéteres, zapatos de goma, reloj. Las mujeres están ataviadas con sus trajes típicos, polleras, mantas, gorras de lana o sombreros de ala grande, ojotas*. Varias tienen niños de pecho en los brazos o en la espalda. Pegadas contra los vidrios de las ventanas vemos las caras divertidas y curiosas de nuestros guías, los niños y niñas más grandes que nos han conducido hasta aquí.

Foto: Rosa María Torres
La clase transcurre mitad en quechua, mitad en castellano, repartida entre los libros, los cuadernos y la pizarra. Este profesor sabe cómo hacer una clase activa, amena, con humor. Las mujeres participan, hablan, trabajan entusiastas en sus cuadernos, pasan contentas a la pizarra, con sus hijos a la espalda o de la mano. Cada mujer escribe junto con su sombra y la de su sombrero, proyectadas en la pizarra por obra de la lámpara de gas. El cambio experimentado por estas mujeres – nos dicen – es notable. Al principio permanecían calladas, con la cabeza baja, con vergüenza de hablar.

Me siento atrás, junto a los dos alumnos hombres. Desde allí percibo que es imposible leer lo que está escrito en la pizarra. Pregunto si ellos alcanzan a leer. Ambos reconocen que tampoco ven. Y así salta la verdad: estamos presenciando una situación excepcional, la hora regular de clase es de 3 a 6 de la tarde, con luz del día; hoy nos han esperado a los visitantes, que veníamos de lejos y - vergonzosamente – calculamos mal los tiempos y las distancias y hemos llegado tarde.

La clase termina con un cántico en quechua preparado para nosotros y que corean todos de pie.

Foto: Rosa María Torres
Un aula contigua para los más pequeños

En la habitación contigua hemos escuchado todo el tiempo ruidos infantiles. La habitación está llena de niños y niñas pequeños, hijos de las mujeres y hombres que estudian en la clase de al lado, atendidos por una joven educadora del lugar. Aquí no hay lámpara de gas, sino sencillamente velas. Detrás de las mesas y las velas, las caritas rojiazules y expectantes de los niños, enfundadas en gorros tejidos y chulos* multicolores. Todo lo que asoma son sus grandes ojos asombrados e irritados, sus naricitas chorreantes, sus labios partidos, sus mejillas enrojecidas y endurecidas, quemadas por el sol y por el frío. Cuando, a pedido de la maestra, se ponen en fila para saludarnos uno por uno, sentimos sus manitas rasposas, tempranamente encallecidas. ¿No debería agregarse a los derechos de la infancia el derecho a piel de niño, suave, tierna, acariciable, por estrenar?

Se me pasa por la mente, en ese instante, un dato leído días antes. Mundialmente, el gasto anual en cosméticos asciende a cerca de 20.000 millones de dólares, destacándose entre ellos las cremas y otros productos para la piel, crecientemente variados y sofisticados, convertidos hoy en productos de primera necesidad entre las élites del consumo: bloqueadores solares de diversas intensidades, cremas humectantes, astringentes, desmaquillantes, para el cutis seco, graso, mixto y sensible, las arrugas, las manchas, las ojeras, el acné, las pecas, las cicatrices, los síntomas de la vejez, la celulitis… Estos niños y sus familias ignoran que todo eso existe, al otro lado del mundo, en este mundo de lujos y confort para pocos y de grandes privaciones para la mayoría.

Siendo cerca de las 9 de la noche, nos despedimos todos afuera de la escuela. Cada cual toma su camino. Ellos desaparecen, junto con sus niños y niñas, en diferentes direcciones.

Ya en Llallagua, la dueña del hotel nos asegura que no pasaremos frío, que en las habitaciones hay cobijas gruesas de lana. No recuerdo una noche y unas sábanas tan heladas como esas. Me duermo, sin embargo, sintiéndome privilegiada. La gente que acabamos de dejar en Saca Saca ni siquiera sueña con una cama blanda, unas sábanas tersas, una pijama, unas cobijas especiales para el frío.

Todo vuelve a Warisata, la escuela-ayllu

El programa Yuyay Jap'ina - nos dicen - está inspirado en la famosa Escuela-Ayllu Warisata, la experiencia educativa más revolucionaria que ha producido este país y que sigue inspirando a muchos dentro y fuera de Bolivia. Ubicada en las cercanías del lago Titicaca, Warisata tuvo corta vida: se inició en 1931 y fue cerrada en 1940. Fue fundada por el indígena Avelino Siñani, en un momento en que la educación estaba prohibida para los indígenas. Junto al intelectual Elizardo Pérez crearon una red de escuelas indígenas y la primera normal para profesores indígenas. Warisata llegó a tener más de 200 alumnos internos, niños y niñas, sostenidos con los propios recursos de la escuela. El modelo administrativo se organizó en torno a una red de 16 núcleos operando en todo el país. La primera escuela pasó a ser la matriz de 70 escuelas creadas en comunidades aledañas.

Warisata integró la escuela a la comunidad y el campo a la ciudad. Profesores de la ciudad fueron a vivir al campo y convivieron con las familias indígenas. El modelo educativo Warisata hizo una opción por la educación bilingüe y la pedagogía por el arte, el trabajo productivo en la tierra y en el taller, el carácter eminentemente agrario de la escuela rural, la coeducación, la educación laica, el rescate de las tradiciones culturales, la eliminación de los horarios, las vacaciones y los exámenes, la reducción del tiempo de escolaridad, la aligeración del currículo, la buena alimentación y la higiene, el modelo de escuela-ayllu autosuficiente, autónomo respecto del Estado.

Yuyay Jap'ina, Kallpa Wawa y Qullqi Wasi

El centro que hemos visitado pertenece, como se ha dicho, al programa Yuyay Jap'ina, impulsado por UNICEF, con fondos de la Agencia Sueca de Cooperación Internacional (ASDI), y ejecutado por los municipios en áreas rurales e indígenas de los departamentos de Potosí y Cochabamba. *

Yuyay Jap'ina es a su vez parte de un programa más amplio, el PRODELI (Programa de Desarrollo Rural Integrado) que ha venido operando en 50 municipios de mayor pobreza y concentración de población indígena en las áreas andina y amazónica del país, con componentes de desarrollo integral infantil, salud comunitaria, educación intercultural, agua, saneamiento y medio ambiente, protección y promoción de los derechos de la niñez, la mujer y los pueblos indígenas, y fortalecimiento municipal y comunitario. El componente de educación escolar busca asegurar el acceso de niños y niñas en zonas rurales a la escuela formal, con énfasis en las escuelas multigrado, que en estas zonas usualmente cubren apenas los tres primeros grados.
Foto: Rosa María Torres
La alfabetización de adultos no es aquí – como es lo usual - un proyecto de corta duración ni una acción meramente sectorial ni un programa separado de la educación infantil y escolar, sino que es parte de una estrategia integral de desarrollo local y comunitario, con visión de mediano y largo plazo. Esta es, de hecho, la única manera de que la alfabetización y la educación en general adquieran sentido y tengan posibilidad de convertirse en herramientas de desarrollo, transformación económica y social, y liberación humana.

La meta del Yuyay Jap'ina es alfabetizar a 65.000 mujeres indígenas de 15 a 45 años de áreas rurales, a través de educación alternativa y no-formal, en lengua materna y en castellano, hasta alcanzar la equivalencia con la escuela primaria. Los contenidos de los materiales abordan los diferentes temas del PRODELI.

En la actualidad hay 1.115 centros de alfabetización (Yuyay Huasi en quechua, ‘casa del conocimiento’ o ‘casa del saber’) y cerca de 25.000 personas inscritas, 75% mujeres. La mayoría tiene entre 15 y 45 años; 10% son menores de 15 años. Muchos son bilingües e incluso trilingües (castellano, quechua y aymara), y muchos tienen un manejo muy elemental del castellano.

El programa dura dos años, 8 meses de clases al año. En el primer año, la instrucción se hace en lengua indígena; en el segundo año, en castellano. Antes, el castellano se introducía como lengua oral durante el primer año y pasados los primeros meses de alfabetización; actualmente, el castellano oral se introduce desde el inicio, atendiendo al pedido y a la presión de la gente. Los materiales producidos para el programa son bilingües (lengua materna y castellano).

Los certificados que otorga el programa, en cada Municipio, no son reconocidos por el Ministerio de Educación y Culturas (MEC). A partir de 2007 se logró que el MEC inscriba a los centros de alfabetización dentro de los Centros de Educación Alternativa (CEA), que son la instancia legal para certificar la Educación Alternativa (término adoptado en Bolivia para incluir la educación de adultos, la especial y la permanente) en el nivel municipal. La Educación Primaria de Adultos (EPA) tiene tres ciclos, cada uno con tres módulos. El primero corresponde a la alfabetización. Los participantes del Yuyay Jap’ina serán examinados en su comunidad con una prueba por competencias. Quienes superen la prueba de alfabetización habrán completado, así, el primer módulo de la EPA.

El Kallpa Wawa (“Fortalecer al Niño”) que hemos visto en el aula contigua es un complemento del Yuyay Jap'ina. Bajo la responsabilidad de una educadora parvularia, está dirigido a menores de 0 a 3 años, hijos e hijas de quienes estudian en el Yuyay Jap'ina.

Otra actividad complementaria es el Qullqi Wasi (Banco Comunal), pequeños fondos que se entregan a las comunidades y son manejados por las mujeres, y que sirven para hacer préstamos a las familias de la comunidad y de comunidades vecinas.
Foto: Rosa María Torres
¿Para qué aprender a leer y escribir? es pregunta que surge inevitablemente frente a cada programa de alfabetización, y con más fuerza en un contexto como éste, de alta pobreza y gran aislamiento, en el que no hay nada para leer y son escasas las oportunidades de escribir. Por otra parte, mientras no se logre universalizar una educación escolar de calidad, alfabetizar a los jóvenes y las personas adultas que van quedando fuera del sistema o malaprendiendo en una mala escuela,  seguirá siendo tarea de nunca acabar.

Foto: Rosa María Torres
Estas interrogantes se plantean, de modo más amplia, para el Programa Nacional de Alfabetización “Yo Sí Puedo” que apenas arrancaba en 2006 y que, según cifras oficiales, contaba con 311.477 participantes en clases para diciembre de ese año y con 172.000 graduados para julio 2007.*

Lo que revela una búsqueda en Internet…

Una búsqueda en Internet procurando información sobre la zona y el contexto en que opera el Yuyay Jap’ina, revela algunas cuestiones interesantes.

Foto: Rosa María Torres
Las primeras entradas que aparecen están en inglés, con referencias a tesis y publicaciones de investigadores del Norte, que indagan todo cuanto pueda indagarse acerca de estas comunidades y culturas, a menudo tomando posición y haciendo recomendaciones de acción y de más investigación. Muchos vínculos llevan a una casa editora que promociona el libro para su venta.

Resulta paradójico que se escriba tanto sobre pueblos que no llegarán a leer nada de esto, que no tendrán Internet en mucho tiempo, que aún bregan con el acceso a la lengua escrita, que no hablan inglés. ¿A dónde va a parar tanto libro, tanta investigación, tanta recomendación, tanta palabra? ¿De qué sirve si no sirve para cambiar la vida de la gente convertida en informante y en objeto de estudio?

Aspiro por mi parte a que este breve reportaje, y otros que he escrito sobre estos recorridos y visitas en Bolivia, ayuden a (re)conocer estas realidades y a mejorar las acciones orientadas a asegurar los derechos de las personas que las padecen. Confío en que estas páginas, dedicadas a las mujeres, hombres y niños que conocí en Saca Saca, lleguen a sus manos y sean leídas por ellos. Me alegra imaginar que un día recibiré una carta escrita por alguna de estas mujeres o de estos niños que hoy están aprendiendo a escribir, sin saber bien para qué.


* Ayllu: Sistema andino de organización del parentesco, la reciprocidad, la ocupación y el manejo del espacio, la generación de la riqueza etc. Jach’a Suyu Pâkajaqi lo define de la siguiente manera: “Es la cédula social de la cultura aymara. Circunscritas a un territorio geográfico, con leyes, religión, y gobierno propio; relaciones entre sí por un idioma común (lengua aymara), unidos por los lazos de parentesco, por recíproco espíritu de cooperación mutua practicados desde los albores de la humanidad, mediante varios sistemas como el ayni, mink’a y otros”. En: Léxico Jurídico Español-Aymara 
* Ojotas: sandalias de cuero
* Chulo: gorro de lana de oveja o de alpaca con orejera.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...