Mostrando entradas con la etiqueta cognición. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta cognición. Mostrar todas las entradas

Hacia una Sociedad del Aprendizaje | Towards a Learning Society (compilación)

Janiano Mello y Daniel Landini

Rosa María Torres

Compilación de artículos sobre aprendizaje publicados en este blog
(español e inglés). Compilation of articles on learning published in this blog (Spanish and English).

¿Aprendizaje a lo largo de la vida para el Norte, educación primaria para el Sur?
LifeLong Learning for the North, Primary Education for the South?


América Latina y las pruebas LLECE

"Antes, aquí era Escuela Vieja" (Colombia)


Aprender a leer y escribir a los cinco años me marcó la vida

¿Aprendizaje en el siglo 21? ¡Falta la naturaleza!





¿Escuelas para enseñar y escuelas para explicar?

Escuelas pequeñas, escuelas del futuro

Escuelas sin aulas, aulas sin escuelas (Mozambique)

From Literacy to Lifelong Learning
De la alfabetización al aprendizaje a lo largo de la vida

Gabriela sabe leer pero tiene miedo (Ecuador)

¿Ha mejorado la educación pública en el Ecuador?

Humor que duele. ¡Cambiemos la educación!

Internet devuelve la vista y amplía la lectura a los ciegos (Uruguay)

Kazi el sin gracia (Bangladesh) 
Kazi, the Graceless (Bangladesh)


La biblioteca como núcleo de desarrollo comunitario (Córdoba, Argentina)


La educación y sus mitos

La escuela de la maestra Raquel  (México)

La escuela del Tío Bernardo (Guinea-Bissau)

La Pluriversidad 'Amawatay Wasi' (Ecuador)

La voluntad cubana

Lalo y Lola no valen lo mismo en el sistema escolar

Las mejores ideas ocurren en posición horizontal

Las tecnologías fallan, los misioneros no (México)

Lectura: el adentro y el afuera


Lifelong Learning: Moving Beyond Education for All 


Literacy and LifeLong Learning: The Linkages 

Literacy for All: A Renewed Vision
Alfabetización para Todos: Una visión renovada

Los contorsionistas (a propósito de habilidades y talentos)

Los espejismos de la innovación en educación  (México)

Los laureados con el premio WISE a la educación
WISE Prize for Education Laureates: Bottom-up innovators

Lección de hoy: los factores abióticos (Argentina)

Los niños como educadores de adultos

Los peces, la pecera y el mar 

Madre Tierra (México)

Malos resultados escolares, ¿quién tiene la culpa?

"Me gusta ser profesor de primer grado" (Perú)

Mutantes, previsibles, herederos y perdedores

"Niños, no se olviden de usar el hilo dental" (Brasil)

No existe "la educación del siglo 21"
There is no "education for the 21st century"

¿Nuevo rol docente? Nuevo modelo de formación

Necesidades y deseos de aprendizaje de jóvenes y adultos

No hay errores metodológicos; son errores ideológicos

Paulo Freire, los sexshops y la comida tailandesa

Pedagogía del afecto

Pedagogía escolar: el cultivado hábito de no entender

Pequeño homenaje personal a Julio Verne y a mi mamá

Pre-niños. Los cimientos invisibles 

Proyecto arquitectónico versus proyecto pedagógico

Puntajes perfectos (ENES, Ecuador)

¿Qué es educación de CALIDAD?

Racismo y retardo mental (Ecuador)

Refranero escolar

Repensando el entusiasmo evaluador y las pruebas

Sabios de seis años

Satisfacción excesiva con la educación en América Latina
Latin America oversatisfied with public education

Si a los niños se les permitiera escribir libremente ... (Uruguay)

Soñar como consigna (Argentina)

Talleres de lectura para maestros (Brasil)

Take the Test! (USA)

The green, the blue, the red and the pink schools
Escuelas verdes, azules, rojas y rosadas

Transforming Formal Education From a Lifelong Learning Perspective 

Un aula de clase ancha, ancha, ancha  (Tailandia)

Un día en la vida de un niño rural (Colombia)

Un manual para ser niño - Gabriel García Márquez

Una biblioteca como debe ser (Brasil)

Una escuela amiga de los niños y de los pobres

Un día de comunidad-escuela (Granada) 

Una educación del cuello para arriba

Una educación que no valora el propio esfuerzo 

Leer y escribir hacen bien a la salud

Rosa María Torres
(compilación)


"La conversación hace al hombre ágil, la lectura preciso y la escritura completo". Sir Francis Bacon.



Los intentos por motivar hacia la lectura y la escritura se renuevan periódicamente, así como las estrategias y los recursos, pero no parecen rendir muchos frutos. Campañas y programas se estrellan con la indiferencia o bien el efecto se desvanece junto con la campaña o el programa en cuestión. Si el argumento del aprendizaje, la información, el conocimiento y el placer no alcanza, quizás el de la salud pueda salir en su ayuda. Muchísimos estudios científicos en los últimos años confirman que leer y escribir son indispensables para la salud (mental, social) de toda persona: niños, jóvenes y adultos. Si leyéramos y escribiéramos más, seríamos más felices, más seguros, más inteligentes, más memoriosos, más sabios, más delgados; pensaríamos y dormiríamos mejor, nos relacionaríamos mejor con los demás, viviríamos más y tendríamos una vejez más placentera, prevendríamos enfermedades y ahorraríamos muchísimo dinero.
No requiere receta médica ni remedios ni tratamientos.¿Qué espera?
Al pie, algunos cuentos listos para leer en línea...



LEER

La lectura, una de las actividades más beneficiosas para la salud de nuestro cerebro
Sociedad Española de Neurología (SEN), 2013 (PDF)

"Con motivo de la celebración del Día Internacional del Libro, este 23 de abril, la Sociedad Española de Neurología (SEN) recuerda la importancia de fomentar el hábito de la lectura entre la población como una de las actividades más beneficiosas para la salud de nuestro cerebro.

Nuestro cerebro, para que goce de buena salud, necesita que lo mantengamos activo, que lo ejercitemos. Sin embargo, y a pesar de que es uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo, no siempre dedicamos el tiempo suficiente a cuidarlo”, explica el Dr. Guillermo García Ribas,
Coordinador del Grupo de Estudio de Conducta y Demencias de la SEN. “En este sentido, la lectura es una de las actividades más beneficiosas para la salud, puesto que se ha demostrado que estimula la actividad cerebral y fortalece las conexiones neuronales”.

Un cerebro activo no sólo realiza mejor sus funciones, sino que incrementa la rapidez de la respuesta. Mientras leemos, obligamos a nuestro cerebro a pensar, a ordenar ideas, a interrelacionar conceptos, a ejercitar la memoria y a imaginar, lo que permite mejorar nuestra capacidad intelectual estimulando nuestras neuronas.

La lectura también genera temas de conversación, lo que facilita la interacción y las relaciones sociales, otro aspecto clave para mantener nuestro cerebro ejercitado.

Pero además, en los últimos años, han sido muchos los estudios que han relacionado el nivel de lectura y escritura con un aumento de la reserva cognitiva. “Desde el punto de vista de la neurología, el concepto de reserva cognitiva ha cobrado una gran importancia, no solo porque se ha visto que existe una relación directa entre la misma y el buen funcionamiento cognitivo y ejecutivo de nuestro cerebro cuando envejecemos, sino porque se ha demostrado que es un factor protector ante los síntomas clínicos de las enfermedades neurodegenerativas”, mantiene el Dr. Guillermo García Ribas. “Se ha comprobado que cuanto mayor reserva cognitiva posee un individuo, mayor capacidad tiene su cerebro para compensar el daño cerebral generado por ciertas patologías”.

Son las demencias las enfermedades neurológicas que más se han ligado al concepto de reserva cognitiva. Caracterizadas por un deterioro persistente y progresivo de las funciones cerebrales superiores: memoria, lenguaje, orientación, cálculo o percepción espacial, etc., la forma de demencia más prevalente es la enfermedad de Alzheimer, que supone entre el 60% y el 80% de los casos de demencia, aunque existen numerosas patologías que también la producen, como por ejemplo, las enfermedades cerebrovasculares.

“Debido al envejecimiento progresivo de la población, en los próximos años, el número de afectados por estas enfermedades crecerá exponencialmente. Llevar a cabo actividades preventivas, como por ejemplo fomentar la lectura, puesto que se ha comprobado que leer retarda y previene la pérdida de la memoria, permitiría retasar la aparición de estas enfermedades y, por lo tanto, reducir el número de casos”, asegura el Dr. Guillermo García-Ribas.

Fomentar la lectura también tiene otras ventajas para nuestra salud. Leer, sobre todo relatos de ficción, puede ayudar a reducir el nivel de estrés, que es origen o factor de empeoramiento de muchas dolencias neurológicas como cefaleas, epilepsias o trastornos del sueño.

Además, leer un poco antes de irnos a dormir, puede ayudar a desarrollar buenas rutinas de higiene de sueño, sobre todo si acostumbramos a nuestro cerebro a relacionar esta actividad con la hora de dormir.

Aunque la lectura es buena a cualquier edad, niños y personas mayores son los dos grupos poblacionales en los que se debe insistir más en el fomento de la lectura. En los niños, porque es el mejor momento para inculcarles este hábito y, además, su cerebro y sus funcionalidades están todavía desarrollándose. Leer libros a los niños y estimular posteriormente el hábito de lectura y de escritura cobra cada vez más importancia, no solo por la interacción social que produce, sino porque incrementa nuestra reserva cognitiva. En los mayores, para que puedan seguir manteniendo su cerebro activo a pesar de que su actividad sea más reducida, la lectura diaria es un estímulo más para
su cerebro.

“Algo que se detecta es que hay muchas personas que, aunque tienen el hábito de la lectura, al hacerse mayores dejan de hacerlo, principalmente por perder capacidad visual, lo que les dificulta mucho realizar estas actividades. En esos casos, animamos a estas personas a participar en grupos de lectura o a utilizar otro tipo de soportes”, señala el Dr. Guillermo García-Ribas".

Las personas que desde la niñez leen y escriben, tienen menos probabilidades de desarrollar demencia o Alzheimer
http://diario.latercera.com/2013/08/06/01/contenido/tendencias/16-143454-9-ser-buen-lector-desde-nino-reduce-en-32-dano-cognitivo-en-la-vejez.shtml 
Estudio: Centro Médico de la Universidad de Rush, EE.UU., publicado en la revista Neurology.

El estudio siguió a 294 personas durante seis años antes de su muerte, a una edad promedio de 89 años, a quienes midieron su nivel de memoria y pensamiento. Respondieron además un cuestionario con la frecuencia de lectura y escritura (a mano) en la niñez, adolescencia, adultez y vejez. Tras la muerte de los participantes, los expertos analizaron sus cerebros para detectar anomalías cerebrales, como lesiones, placas y ovillos, propios de enfermedades como Alzheimer.

- Quien lee al menos una vez a la semana es considerado lector frecuente.
- Quien lee una vez al mes o al trimestre es un lector ocasional.
- Quien lee menos que eso es considerado un no lector.

Quienes reconocieron leer y escribir con frecuencia durante toda su vida mostraron 32% menos deterioro cognitivo, en comparación con los que no leían o escribían tan a menudo.

El grupo de lectores infrecuentes o que comenzó a leer y escribir más tarde en la vida mostró una pérdida de memoria 48% más rápida que las personas que dedican más tiempo a esas actividades.

La actividad mental de leer y escribir representó casi el 15% de la diferencia sólo en la disminución de la memoria, más allá de lo que podría explicarse por la presencia de la acumulación de placas.

“El ejercicio del cerebro mediante la participación en actividades de este tipo a través de la vida de una persona, desde la infancia hasta la vejez, es importante para la salud del cerebro”, dice el autor del estudio, Robert Wilson.

Otros estudios han mostrado que la lectura estimula la actividad cerebral al fortalecer las conexiones neuronales y aumentar la reserva cognitiva del cerebro, un factor que ha demostrado ser protector ante enfermedades neurodegenerativas.

Los beneficios de la lectura en voz alta para los niños
http://actividadesinfantil.com/archives/3072
- Ejercita la imaginación.
- Aporta conocimientos conceptuales (colores, formas, sonidos, letras, números).
- Despierta ideas nuevas y conceptos culturales, permitiendo desarrollar su curiosidad y su capacidad crítica, así como sus propios intereses e identidad.
- Les proporciona información y comprensión del mundo.
- Puede eliminar la falta de concentración, al tiempo que al escuchar aumenta la comprensión.
- Mejora su capacidad de autoexpresión, al aprender vocabulario nuevo. Las habilidades para comunicarse son cruciales para el éxito en la vida.
- Les anima a leer por sí mismos. La habilidad y el deseo de leer pueden mejorar mucho la calidad de la vida de una persona.
- Ayuda a articular el texto con la propia experiencia: un texto evoca en los lectores episodios vividos o conocidos a través de los relatos de otros; de este modo el nuevo texto cobra un significado particular para cada uno.
- Incorpora vivencias y experiencias ajenas: el intercambio entre el auditorio permite contrastar las propias vivencias con las de otros, enriqueciendo así al propio texto.
- Discutir, contrastar, opinar: las situaciones y los personajes del relato dan lugar a distintas interpretaciones que permiten un intercambio enriquecedor.
- Acceder a obras a las que no podrán acceder solos, ya que se las ofrece un lector competente.
- Superar el miedo, aumentar su autoconfianza, ya que si todos intervienen y opinan sin sentirse sancionados,  su intervención se produce de manera natural sin ser forzado.
- Desechar juicios apresurados, reflexionar: el debate favorece una actitud reflexiva y una escucha atenta de lo que otros dicen.
- Disfrutar el derecho al placer del texto.

Can reading make you smarter?
Dan Hurley, The Guardian,
http://www.theguardian.com/books/2014/jan/23/can-reading-make-you-smarter?CMP=twt_gu

There is evidence that reading can increase levels of all three major categories of intelligence:
- "crystallised intelligence": the potpourri of knowledge that fills your brain;
- "fluid intelligence": the ability to solve problems, understand things and detect meaningful patterns;
- "emotional intelligence": the ability to accurately read and respond to your own and others' feelings.
The journal Science published an extraordinary study showing that reading literary fiction can improve people's theory of mind (ToM) – their ability to understand others' mental states (A Chameleon by Anton Chekhov, The Runner by Don DeLillo and The Tiger's Wife by Téa Obreht).


Los felices leen, los infelices ven la televisión
http://www.muyinteresante.es/salud/articulo/los-felices-leen-los-infelices-ven-la-television
Estudio: sociólogos de la Universidad de Maryland, EE.UU. Publicado en la revista Social Indicators Research.

Analizando datos recopilados a lo largo de los últimos 30 años, los investigadores concluyen que las personas que no son felices pasan más tiempo viendo la televisión, mientras que las personas que se describen a sí mismas como felices dedican más tiempo a leer y a socializarse.

Según el sociólogo John P. Robinson, coautor del trabajo y pionero en los estudios sobre el uso del tiempo, ver la televisión es una actividad pasiva que suele actuar como vía de escape. Ver la televisión puede ofrecer un placer inmediato a expensas de sufrir malestar a largo plazo. Es una actividad cómoda y barata que no requiere compañía ni esfuerzo. En cambio, leer libros, prensa o revistas y relacionarnos con los demás nos produce satisfacción a largo plazo.

La gente infeliz consume un 20% más de televisión que la gente feliz, independientemente del nivel educativo, ingresos, edad y estado civil. Robinson advierte que estas cifras aumentarán significativamente si la economía sigue empeorando.

Leer modifica el cerebro
http://www.muyinteresante.es/salud/articulo/leer-modifica-tu-cerebro
Estudio: Instituto Nacional de la Salud y de la Investigación Médica de Francia (INSERM) publicado en la revista Science.

Aprender a leer tiene un impacto importante sobre el cerebro, que se adapta y utiliza, con independencia de la edad de alfabetización, regiones cerebrales destinadas a otras funciones.

"No hay un sistema cerebral innato especializado en la lectura, tenemos que hacer bricolaje, utilizar sistemas que ya existen", explica Laurent Cohen, investigador del INSERM y uno de los responsables del estudio. Usando Resonancia Magnética, los investigadores midieron la actividad cerebral de 63 adultos voluntarios con diferentes índices de alfabetización: 10 analfabetos, 22 personas alfabetizadas en edad adulta y 31 personas escolarizadas desde la infancia. La investigación se realizó en Portugal y Brasil, países en los que hasta hace unas décadas, era relativamente frecuente que los niños no fueran escolarizados.

Los resultados mostraron que, por un lado, aprender a leer activa el sistema visual en las regiones especializadas en la forma escrita de las letras, como es lógico, pero también en las regiones visuales primarias, aquellas adonde llega toda la información visual. Además, en la gente que aprende a leer, el cerebro recurre también a las zonas especializadas en el lenguaje hablado, puesto que la lectura "activa el sistema del habla" para tomar consciencia de los sonidos y permite "establecer relaciones entre el sistema visual y el sistema del habla, entre las letras escritas y los sonidos", subraya Cohen.

Por otra parte, el aprendizaje de la lectura, incluso en la edad adulta, provoca en el cerebro una redistribución de una parte de sus recursos. De esta manera, el reconocimiento visual de los objetos y las caras cede parte de terreno a medida que aprendemos a leer y se desplaza parcialmente hacia el hemisferio derecho.

Los investigadores también comprobaron que en los adultos que aprenden a leer, "los cambios que esto provoca son casi los mismos" que en los sujetos que se alfabetizaron siendo niños, aunque aquellos no obtienen tan buenos resultados por la falta de entrenamiento, concluyó Cohen.

Leer libros nos hace sentir bien
http://www.muyinteresante.es/salud/preguntas-respuestas/ipor-que-leer-libros-nos-hace-sentir-bien Estudio: Universidad de Búfalo, EE.UU. publicado en la revista Psychological Science.

Cuando leemos un libro nos sentimos psicológicamente parte de la comunidad que protagoniza la narración, por ejemplo el colectivo de magos en el caso de la popular saga de Harry Potter. Este mecanismo satisface una necesidad humana fundamental: la de pertenencia a un grupo.

Para la investigación los investigadores trabajaron con dos best-sellers: "Harry Potter y la piedra filosofal" y "Crepúsculo". Y estudiaron la afiliación psicológica con magos y vampiros, respectivamente, de más de un centenar de sujetos antes y después de leer dos fragmentos de ambos libros durante media hora. De este modo comprobaron que los lectores se sentían identificados con uno u otro grupo en función del libro que les habían proporcionado. Además, la pertenencia a las comunidades de ficción producía una mejora del estado de ánimo y la satisfacción similar a la de formar parte de grupos reales. "Leer satisface una profunda necesidad psicológica", que ha jugado un papel clave en la evolución, concluían los autores.

Leer un libro puede cambiar nuestra realidad
http://www.muyinteresante.es/salud/articulo/leer-un-libro-puede-cambiar-nuestra-realidad
Estudio: Universidad de Ohio, EE.UU. publicado en la revista Journal of Personality and Social Psychology.

Cuando nos sumergimos en la historia de un personaje de ficción mientras leemos un libro, podemos cambiar nuestro pensamiento, nuestras emociones e incluso nuestra forma de pensar para parecernos al personaje. El fenómeno es espontáneo e inconsciente, y recibe el nombre de "experiencia tomada". Los cambios que produce son normalmente temporales.

En uno de los experimentos llevados a cabo por Lisa Libby y sus colegas, los investigadores detectaron que si una persona lee una historia en la que existe un personaje que participa activamente en política y acude a votar, quien lee estará más dispuesto a votar si hay elecciones después. Además, en otro experimento comprobaron que los lectores que leyeron libros sobre personajes de distinta raza y orientación sexual desarrollan actitudes más favorables hacia grupos diferentes al estereotipo.

No obstante, el fenómeno de la "experiencia tomada" no ocurre siempre que leemos. Solo aparece cuando las personas son capaces de olvidarse de sí mismas mientras leen. De hecho, en otro de los experimentos los científicos impidieron que los lectores se identificaran con los personajes haciendo que leyeran dentro de un cubículo con un espejo en el que veían su imagen reflejada todo el tiempo.

Leer libros en la infancia estilizan el cerebro
http://www.muyinteresante.es/salud/articulo/leer-libros-en-la-infancia-estiliza-tu-cerebro
Estudio: Universidad de Pennsylvania, EE.UU. dado a conocer en la Reunión Anual de la Sociedad de Neurociencia.

Los libros y juguetes educativos no solo hacen que un niño sea más listo, sino que también influyen en el crecimiento de su cerebro. Hay un período extremadamente sensitivo en la infancia durante el cual el desarrollo del cerebro está fuertemente influido por los factores ambientales.

Los investigadores seleccionaron a 64 niños a los que realizaron un seguimiento desde su nacimiento hasta la adolescencia, que incluyó una serie de visitas entre los 4 y 8 años para evaluar su ambiente, cuantificar los libros y juguetes educativos, así como los estímulos proporcionados por los padres. Diez años después, los científicos obtuvieron imágenes del cerebro de los participantes y encontraron que el nivel de estimulación mental recibido por los niños a los 4 años se relacionaba con el grosor de dos regiones de la corteza cerebral en la adolescencia, y que esta era más delgada en los participantes con más estímulos.

Este efecto se produce porque, cuando el cerebro se desarrolla siempre produce más conexiones neuronales de las necesarias. Estas uniones sobrantes se van eliminando con el tiempo en un proceso que se llama "poda sináptica", que es muy dependiente de la experiencia. La poda sináptica reduce el grosor de la corteza cerebral y hace que el procesamiento de la información sea mucho más eficiente.

Mientras que a los 4 años los estímulos influyen sobre el desarrollo de la corteza cerebral, este efecto era mucho más pequeño a la edad de 8 años, y otros factores como la inteligencia de la madre tampoco eran influyentes.

"Hemos comprobado que los cuidados de los padres influyen en la estructura del cerebro", ha explicado Martha Farah, una de las autoras del trabajo. "No creo que los resultados sean una casualidad, sino que parece que la estimulación cognitiva a edades tempranas conduce a cambios en el grosor de la corteza cerebral".

Leer las etiquetas de los alimentos ayuda a combatir la obesidad 
http://www.muyinteresante.es/salud/articulo/leer-las-etiquetas-de-los-alimentos-te-mantiene-delgado
Estudio: Universidad de Santiago de Compostela,  junto con las universidades de Tennessee, Arkansas, EE.UU. y el Instituto de Investigación de Economía Agrícola de Noruega, sobre la relación entre la lectura del etiquetado nutricional de los alimentos y la obesidad. Publicado en la revista Agricultural Economics.

Los resultados indican que el índice de masa corporal de los individuos que leen las etiquetas puede llegar a ser 1,49 puntos menor que el de quienes que nunca tienen en cuenta dicha información a la hora de hacer la compra. Esto supone una reducción de 3,91 kg para una persona con 74 kg de peso. Los datos se tomaron de la encuesta anual National Health Interview Survey (NHIS), recogida por los Centro Americano para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC).

Por sexos, el 58% de los hombres lee habitualmente o siempre la información presentada en las etiquetas nutricionales, mientras que este porcentaje se incrementa hasta el 74% en las mujeres. Y el impacto asociado también es mayor en las mujeres que en los hombres. Por término medio, las mujeres que leen la información nutricional tienen un índice de masa corporal 1,48 puntos menor, mientras que esta diferencia es solo de 0,12 puntos en hombres.

La población que vive en la ciudad es la que más tiene en cuenta el etiquetado nutricional, así como las personas que tienen estudios de enseñanza media y los que tienen educación universitaria. En cuanto a la población fumadora examina mucho menos esta información, según los científicos porque su estilo de vida contiene ciertos hábitos poco saludables y, como consecuencia, "puede ser que no se preocupen tanto del contenido nutricional de lo que comen".

"La obesidad es uno de los problemas de salud más importantes en la actualidad en los EE.UU.", destaca la investigadora María Loureiro en declaraciones a la agencia SINC. El número de adultos con sobrepeso u obesidad ha aumento a lo largo de los años: en 2009-2010, más de un tercio (casi el 37%) de la población adulta en este país era obesa. "Sabemos que la información de las etiquetas ser utilizada como un mecanismo de prevención hacia la obesidad.", concluye Loureiro, que sugiere que se podrían diseñar campañas o políticas públicas que promuevan el uso del etiquetado nutricional también en menús de restaurantes y otros establecimientos públicos, para que se beneficie la población que come habitualmente fuera de casa.

Leer una buena novela pone al cerebro en funcionamiento durante más de cinco días
http://www.teinteresa.es/ciencia/Leer-buena-novela-cerebro-funcionamiento_0_1055894994.html#.Us6MgeEO-5w.facebook

Estudio: Universidad de Emory, EE.UU. publicado en The Independent.
Ver en inglés: Reading Changes Brain's Connectivity, Study Suggests
    La lectura de una buena novela puede provocar cambios reales y mensurables en el cerebro. Y estos cambios pueden verse reflejados incluso cinco días después de haberla leído. Esto pone de manifiesto que la lectura de un buen libro puede causar mayor conectividad en el cerebro y provocar cambios neurológicos que persisten de una forma similar a la memoria muscular.

    Los cambios se registraron en la corteza temporal izquierda, un área del cerebro asociada con la receptividad para el lenguaje, así como la región del motor sensorial primaria del cerebro. Las neuronas de esta región se han asociado a engañar a la mente para que piense que está haciendo algo que no hace, por ejemplo, sólo por pensar en correr, puede activar las neuronas asociadas con el acto físico de correr.

    "Los cambios neuronales que hemos encontrado asociados con los sistemas de la sensación física y del movimiento sugieren que la lectura de una novela puede transportarnos al cuerpo de la protagonista”, dijo el profesor neurocientífico Gregory Berns, autor del estudio. "Ya sabíamos que las buenas historias pueden ponernos en la piel de los protagonistas. Ahora estamos viendo que algo puede suceder biológicamente".

    21 estudiantes participaron en el estudio y todos tuvieron que leer el libro 'Pompeya' de Robert Harriz, que fue elegido por su argumento. "La historia sigue a un protagonista, que está fuera de la ciudad de Pompeya notando el vapor y las cosas extrañas que suceden alrededor del volcán", dijo el profesor Berns. "Representa los verdaderos acontecimientos de una manera ficticia y dramática. Era importante para nosotros que el libro tuviera una fuerte línea narrativa".

    Una vez que terminaron de leer el libro, sus cerebros fueron escaneados después de cinco días. Se encontró que los cambios neurológicos continuaron durante los cinco días después de terminar, lo que demuestra que el impacto no fue sólo una reacción inmediata, pero tiene una influencia duradera.

    ESCRIBIR


    Si quieres aprender algo, deja de leer y ponte a escribir
    http://www.40defiebre.com/si-quieres-aprender-algo-deja-de-leer-ponte-a-escribir/

    El exceso de información que produce Internet puede ser contraproducente. Escribir puede ser una mejor forma de aprender y pensar que el simple consumo sistemático de contenidos.


    Los beneficios de escribir a mano

     "¡Alarma! La escritura manual se extingue"
    http://tn.com.ar/internacional/diario-aleman-publica-su-tapa-escrita-a-mano-para-denunciar-la-muerte-de-l_100671


    El popular tabloide alemán Bild publicó su tapa escrita enteramente a mano, con este titular, para denunciar la agonía de la costumbre de escribir de puño y letra por culpa de los teléfonos inteligentes, ordenadores e impresoras.

    "Uno de cada tres adultos no ha escrito nada a mano en los últimos seis meses según un estudio reciente", advierte el tabloide de mayor tirada de Europa con más de tres millones de ejemplares diarios.

    La mayoría de la gente se comunica por escrito a través de SMS y correos electrónicos.

    En declaraciones al diario, el director de la Clínica Psiquiátrica Universitaria de Ulm, el profesor Manfred Spitzer, comenta que la escritura es fundamental para fomentar la coordinación y las habilidades manuales y que su ejercicio periódico es fundamental para la actividad cerebral.

    Spitzer considera preocupante además que las nuevas generaciones de teléfonos inteligentes y ordenadores ofrezcan ya la posibilidad de dictar y dar órdenes a viva voz, de manera que ni tan siquiera es necesario utilizar el teclado.

    Escribir a mano
    Angel Gabilondo, El País, 16 abril 2013
    http://blogs.elpais.com/el-salto-del-angel/2013/04/escribir-a-mano.html


    - "Escribir a mano nos ofrece la posibilidad de experiencias singulares de pensar". La pausada y pormenorizada caligrafía, como escuela de estilo, de organización y de cuidado de los detalles, desborda la estética y garantiza el marco en el que nace la necesidad del estilo singular. Y efectivamente, se dice que cada quien tiene su letra, en muchas ocasiones bien reconocible".
    - "Al escribir a mano nos ofrecemos de un modo corporal. Una nota, una carta, un texto se expiden como envío que nos llega siempre en cierta medida de alguien. Nos dice. Y si eso ocurre en cualquier caso, más en especial cuando la mano se ha deslizado hasta dibujar y conformar letras, sílabas y palabras".
    - "Entonces resulta tan personal que viene a ser de puño y letra. Hasta el extremo de que puede considerarse el pensamiento de la mano, la mano como pensamiento".
    - "La mano que escribe se ve acompañada de la mano que vela, la mano que da junto a la mano que sostiene, y ambas son movimiento y composición".
    - "Hasta en la nota menos relevante se revela un aire confidencial. Quizás aún preservamos con esmero y fervor la carta, el escrito en el que alguien inolvidable puso sus letras, tal vez sus primeras letras. O sus últimas. Y sentimos que algo muy suyo se preserva en su única y singular palabra que es arte de escritura y que no se limita a lo que pone en ella".

    Las ventajas de escribir a mano
    Mente y cerebro No. 62, Investigación y Ciencia, Gabriele Paschek
    http://www.investigacionyciencia.es/mente-y-cerebro/numeros/2013/9/las-ventajas-de-escribir-a-mano-11394
    - Manuscribir aviva la creatividad y refuerza la memoria. Recordamos mejor la información cuando la hemos manuscrito que si la tecleamos.
    - En algunas escuelas de Estados Unidos y de Alemania se ha reconocido esta evolución social y cultural. De hecho, la escritura a mano ya no figura en su plan de estudios. Los alumnos aprenden desde un buen principio el alfabeto tal y como aparece en los periódicos o en el monitor de un ordenador: letras de imprenta separadas y sin florituras.

    Escribir a mano es una buena gimnasia para el cerebro
    20minutos.es 22/07/2011
    http://www.20minutos.es/noticia/1117372/0/escribir/a-mano/cerebro/

    Según un estudio de investigadores de Noruega y Francia, escribir a mano es una gran gimnasia para el cerebro. Ejercitamos simultáneamente capacidades visuales, motoras y cognitivas

    El estudio propone fomentar la enseñanza de la caligrafía y la escritura a mano en el sistema escolar, pese a los avances tecnológicos.

    Los beneficios cerebrales de escribir a mano
    Todo en Salud
    http://todo-en-salud.com/2010/11/los-beneficios-cerebrales-de-escribir-a-mano
    Estudio: Universidad de Indiana, Bloomington, EE.UU.

    Desde niños, escribimos y activamos muchas áreas del cerebro, sobre todo zonas que tienen que ver con el aspecto motor, con toda la agilidad que adquirimos con la mano dominante de la que va a depender la escritura a lo largo de la vida y eso va a tener connotaciones sobre ciertas áreas del cerebro sobretodo, las regiones frontales.

    Los expertos de la Universidad de Indiana invitaron a varios niños a que se subieran a una “nave espacial”, en realidad un escáner de MRI especializado en detectar la actividad neuronal en los cerebros. Una vez dentro, les mostraron diferentes letras antes y después de darles diversas instrucciones de aprendizaje de letras. En los niños que tenían experiencia escribiendo a mano, la actividad neuronal era mucho más destacada que en aquellos que simplemente habían mirado las letras, por lo que concluyeron que al escribir a mano se activan más regiones del cerebro y se favorece el aprendizaje de formas, símbolos y lenguas.

    En niños escribir a mano ayuda a mejorar sus habilidades motrices, a aprender a expresarse y a generar ideas, porque exige componer la frase mentalmente antes de escribirla, requisito que la computadora no sugiere. Es más, los movimientos secuenciales de los dedos, necesarios para escribir a mano, activan regiones del cerebro que involucran al pensamiento, lenguaje, y memoria a corto plazo, o sea, se aumenta la actividad neuronal.

    La caligrafía involucra al cerebro en el proceso de aprendizaje. Es decir cuando se utiliza un lápiz para escribir, por ejemplo, metas, el cerebro se involucra en el proceso de crear eso que se desea. La escritura a mano implica una “actividad neuronal mucho más destacada”, lo que significa que cuando alguien escribe obliga al cerebro a enfocarse en lo que desea, a crear imágenes mentales y eso le ayuda a familiarizarlo con lo que desea y de allí, a obtenerlo.

    Por ello, al escribir con un lápiz sobre un papel se utiliza más el cerebro y que, al hacerlo, se piensa más en lo que se está diciendo. Aunque la investigación sugiere que si se dejara de escribir a mano las estructuras cerebrales podrían cambiar, otros piensan que a pesar de que se puedan perder algunas habilidades se pueden ganar otras.

    Para los investigadores, el mayor peligro que acarrean las nuevas tecnologías es “el desentrenamiento de la memoria”, ya que hoy la información se lleva más en el bolsillo que en la cabeza, porque ya ni siquiera somos capaces de recordar un número de teléfono y “eso es lo verdaderamente preocupante”.

    Es imposible suponer que la tendencia actual se revertirá, pero al menos los sistemas de escritura deberían convivir, precisamente por esa calidad que tiene la grafía de ser un lenguaje del alma que hace únicas a las personas. Mal que mal, “el lapicero obliga e incentiva a la lucidez”.

    ¿Escribir a mano o en computadora?
    Movilización Nacional para la Transformación de la Educacion, Perú
     http://www.cambiemoslaeducacion.pe/temas-detalle/0-241-96/escribir-a-mano-o-en-computadora

    “Si un niño prefiere escribir en computadora o a mano está bien. El asunto es que escriba y quiera comunicar algo”, señaló el especialista de la Unidad de Medición de la Calidad del Ministerio de Educación, Fernando Llanos, en el programa radial “La Buena Educación”.

    “El lápiz y el teclado de la computadora son instrumentos de escritura, su uso depende de la situación y de las preferencias del niño y el adolescente”. “Sería más rápido que quisiera escribir a mano notas para su papá o borradores de clases. En cambio en la computadora podría hacer trabajos finales, tareas, monografías”.

    Respecto a los niños pequeños que están aprendiendo a escribir sugirió que “sí sería importante que lo aprendan a mano porque empieza a hacer garabatos y se acerca a la escritura convencional, luego podrán decidir si escribe a computadora o a mano“.

    Como ventaja del uso de la computadora resaltó su practicidad para corregir textos y lograr una mejor presentación pues alivia la preocupación del niño por tener una bonita letra.

    En otro momento, explicó la importancia de enseñar las reglas ortográficas a nuestros niños. “Hay que aprender la ortografía pero no es lo prioritario, el solo hecho de escribir a mano no va a mejorar la ortografía”, enfatizó.

    Recomendó a los padres tomar en cuenta que “lo primero es motivar a los niños a que se animen a escribir, luego que se entienda lo que quieren decir, a quién quieren comunicar y cómo lograrán que el otro entienda lo que escriben. Eso es lo difícil. Los niños escriben pensando en sí mismos y no en el otro”. Una vez que los niños adquirieron la escritura convencional, “comienza el tema de la producción de textos, a partir de los 7 años”.

    Se trata de un proceso “complejo” pues el niño tiene que desarrollar una serie de habilidades, como “escoger el tema apropiado, organizar sus ideas, escoger las palabras adecuadas, los signos de puntuación, la ortografía y conectores”.

    Consejos para ayudar a escribir a nuestros hijos
    • Con tu niño puedes escribir: cartas a sus amigos, su propio libro, notas pequeñas para mamá o papá, un álbum con las fotos de familiares o amigos y una descripción de ellos.
    • Déjalo que escriba sobre los temas que le gustan, utilizando el cuaderno o la computadora, lo que prefiera para que se sienta libre y no presionado.
    • Deja al alcance de tus niños colores, lápices, crayolas y hojas para que las usen cada vez que deseen.
    • Deja que tu niño se acomode como quiera al momento de leer o escribir. Esta actividad debe ser placentera y libre.
    • Los niños aprenden también cuando ven lo que otros hacen. Cuando los adultos escriben es un excelente momento para que los pequeños saquen sus propios “útiles”, como papel, colores, crayolas para jugar.
    • Elogia los trabajos de tu hijo de acuerdo a su edad. Reconoce sus mejoras y ayúdalo a corregir sus errores. Así lo motivarás.
    • Hagan juntos una lista de las compras antes de ir a la tienda o al mercado.

    Según un estudio de investigadores de Noruega y Francia, escribir a mano es una excelente gimnasia para nuestro cerebro. Al hacerlo ejercitamos simultáneamente capacidades visuales, motoras y cognitivas. El trabajo apoya la idea de fomentar la enseñanza de la caligrafía y la escritura en las escuelas pese a los avances tecnológicos.

    Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/1117372/0/escribir/a-mano/cerebro/#xtor=AD-15&xts=467263
    Según un estudio de investigadores de Noruega y Francia, escribir a mano es una excelente gimnasia para nuestro cerebro. Al hacerlo ejercitamos simultáneamente capacidades visuales, motoras y cognitivas. El trabajo apoya la idea de fomentar la enseñanza de la caligrafía y la escritura en las escuelas pese a los avances tecnológicos.

    Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/1117372/0/escribir/a-mano/cerebro/#xtor=AD-15&xts=467263
    Damos por sentado que vivimos en un mundo más complejo que el de nuestros abuelos, básicamente por los procesos tecnológicos que lo cambian a todo correr. Sin embargo, un proceso tan aparentemente poco complejo como escribir a mano (sí, con un lápiz o un bolígrafo) es una actividad más compleja que hacerlo en un teclado, con el consiguiente beneficio para nuestro cerebro. Al escribir con una sola mano usamos capacidades más complejas del cerebroUn estudio realizado por Anne Mangen, de la Universidad of Stavanger (Noruega), y Jean-Luc Velay, de la Universidad del Mediterráneo de Marsella (Francia) ha comparado los diferentes procesos cerebrales que se utilizan en la escritura a mano y en la escritura sobre un teclado de ordenador. El resultado es que son muchos los beneficios para el cerebro de escribir a mano sobre el papel. En comparación con el uso de las dos manos que hacemos para escribir en el teclado, hacerlo con una sola mano supone el uso de capacidades más complejas de nuestro cerebro porque se siguen tres procesos cerebrales: Visualmente: vemos lo que está en nuestro papel. Habilidad motora: hacemos uso de nuestras habilidades de motricidad cuando colocamos el lápiz sobre el papel y trazamos las letras. Cognitivamente: recordar la forma de cada letra requiere un tipo diferente de respuesta del cerebro. Sabemos que la escritura a mano es un proceso mucho más lento que escribir en un teclado. Pero sentarnos ante una hoja en blanco, armados con un bolígrafo, para dar forma a nuestros pensamientos puede ayudarnos a ejercitar nuestro cerebro. Especialmente beneficioso para los niños Sin embargo, muchos niños, cuyo cerebro en formación se vería especialmente beneficiado, o no han aprendido la habilidad de la escritura a mano o aunque lo han hecho casi no la practican. El uso de los ordenadores desde muy pequeños hacen que corran el riesgo de perder una habilidad y un proceso de desarrollo importante. Precisamente el estudio de Mangen y Velay, publicado en Advances in Haptics, apoya la idea de fomentar la enseñanza de la caligrafía y la escritura en las escuelas.

    Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/1117372/0/escribir/a-mano/cerebro/#xtor=AD-15&xts=467263
    Damos por sentado que vivimos en un mundo más complejo que el de nuestros abuelos, básicamente por los procesos tecnológicos que lo cambian a todo correr. Sin embargo, un proceso tan aparentemente poco complejo como escribir a mano (sí, con un lápiz o un bolígrafo) es una actividad más compleja que hacerlo en un teclado, con el consiguiente beneficio para nuestro cerebro. Al escribir con una sola mano usamos capacidades más complejas del cerebroUn estudio realizado por Anne Mangen, de la Universidad of Stavanger (Noruega), y Jean-Luc Velay, de la Universidad del Mediterráneo de Marsella (Francia) ha comparado los diferentes procesos cerebrales que se utilizan en la escritura a mano y en la escritura sobre un teclado de ordenador. El resultado es que son muchos los beneficios para el cerebro de escribir a mano sobre el papel. En comparación con el uso de las dos manos que hacemos para escribir en el teclado, hacerlo con una sola mano supone el uso de capacidades más complejas de nuestro cerebro porque se siguen tres procesos cerebrales: Visualmente: vemos lo que está en nuestro papel. Habilidad motora: hacemos uso de nuestras habilidades de motricidad cuando colocamos el lápiz sobre el papel y trazamos las letras. Cognitivamente: recordar la forma de cada letra requiere un tipo diferente de respuesta del cerebro. Sabemos que la escritura a mano es un proceso mucho más lento que escribir en un teclado. Pero sentarnos ante una hoja en blanco, armados con un bolígrafo, para dar forma a nuestros pensamientos puede ayudarnos a ejercitar nuestro cerebro. Especialmente beneficioso para los niños Sin embargo, muchos niños, cuyo cerebro en formación se vería especialmente beneficiado, o no han aprendido la habilidad de la escritura a mano o aunque lo han hecho casi no la practican. El uso de los ordenadores desde muy pequeños hacen que corran el riesgo de perder una habilidad y un proceso de desarrollo importante. Precisamente el estudio de Mangen y Velay, publicado en Advances in Haptics, apoya la idea de fomentar la enseñanza de la caligrafía y la escritura en las escuelas.

    Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/1117372/0/escribir/a-mano/cerebro/#xtor=AD-15&xts=4672
    Garabatear ayuda a pensar
    http://www.muyinteresante.es/salud/articulo/garabatear-ayuda-a-pensar
    Estudio: Universidad de Plymouth, publicado en la revista Applied Cognitive Psychology.

    Llenar un papel de garabatos favorece la concentración mental y estimula la memoria. Los investigadores sometieron a 40 personas a experimentos en los que escuchaban una llamada de teléfono de dos minutos y medio y, a continuación, debían recordar nombres y lugares mencionados en la misma. La mitad de los voluntarios pintaban en una hoja de papel mientras permanecían al teléfono. La otra mitad fue dejada a su libre albedrío.

    Al final, todos los voluntarios tuvieron que escribir ocho nombres y ocho lugares mencionados en el mensaje. Los que habían hecho garabatos en papel recordaron un promedio de 7,5 mientras que los que no dibujaron acertaron un 5,8. "En la vida diaria hacer garabatos puede ser un modo de mantener la atención en una tarea aburrida y evitar una distracción innecesaria", concluye la psicóloga Jackie Andrade, responsable del estudio.


    Anotar las preocupaciones antes de un examen mejora el rendimiento en el examen
    http://www.muyinteresante.es/salud/articulo/anotar-las-preocupaciones-antes-de-un-examen-mejora-las-notas
    Estudio: Universidad de Chicago, EE.UU. Publicado en la revista Science.

    Los estudiantes podrían combatir la ansiedad previa a un examen y obtener mejores notas si escriben sus preocupaciones unos minutos antes de iniciar la prueba.

    Los investigadores, liderados por el psicólogo Sian Beilock, demostraron a través de una serie de experimentos con estudiantes de diferentes edades que si éstos plasmaban por escrito sus temores antes de realizar un examen, reducían su ansiedad y dejan "libre" toda la capacidad de su cerebro para abordar la prueba con éxito, obteniendo puntuaciones mucho mejores que quienes no lo hacían. Según Beilock, las situaciones de presión merman una función de nuestro cerebro llamada memoria de trabajo, que es crítica en muchas tareas cotidianas ya que permite recuperar información relevante para la tarea que tenemos entre manos.

    "A pesar de que las personas suelen estar motivadas para dar lo mejor de su mismas, las situaciones cargadas de presión, como exámenes o presentaciones importantes, hacen que estas personas se desenvuelvan por debajo de sus capacidades", puntualiza el investigador. Con el método que Beilock y su equipo han puesto a prueba, los estudiantes que tienden a sentir ansiedad durante los exámenes son capaces de sobreponerse a sus temores, por ejemplo las consecuencias de hacerlo mal, y sacar a flote todo su potencial.


    Reinventar el bolígrafo 
    http://www.elconfidencial.com/tecnologia/2014-02-08/reinventando-el-boligrafo_86100/

    Nuevos bolígrafos que buscan remontar la escritura a mano, con novedosas propuestas.

    - Un ‘boli' sin tinta que nunca se gasta
    La compañía Pininfarina ha sorprendido con un producto que está a medio camino entre un bolígrafo y un lápiz. Lo ha bautizado como 4.EVER Pininfarina Cambiano, un estilizado y bello bolígrafo fabricado en aluminio y madera. En vez de un depósito de tinta que sale al deslizar la bola de la punta sobre el papel, este boli escribe gracias a la aleación metálica de la que está hecha la punta, llamada Ethergraph.
    - Bic se combina con una stylus
    Renovarse o morir. Bic lanzó un producto 2 en 1, a la vez bolígrafo y stylus, un puntero de goma compatible con pantallas táctiles de móviles y tabletas. Se puede adquirir en la página británica de Amazon en packs de tres (unos diez euros y medio).
    - Un bolígrafo que ‘imprime’ en 3D
    Mezcla entre un bolígrafo y una impresora 3D. En vez de escribir con tinta, escribe con plástico, que el mecanismo en el interior del cuerpo del boli calienta hasta fundir para que salga por la boquilla, siguiendo el diseño que trazamos con la mano.

    Escribir a mano activa tres áreas del cerebro y ayuda a aprender más rápido y mejor
    http://es.sott.net/article/29050-Escribir-a-mano-activa-tres-areas-del-cerebro-y-ayuda-a-aprender-mas-rapido-y-mejor

    Un estudio realizado en la Universidad de Indiana, EE.UU., informó que cuando los niños escriben a mano se activan tres áreas del cerebro, el giro fusiforme izquierdo, el giro frontal inferior y la corteza parietal posterior. Estas son las mismas áreas que se ponen en marcha cuando los adultos leen y escriben. Los niños que escriben o simplemente trazan letras no mostraban ninguna activación de estas áreas.

    Karin James, involucrada en el estudio, explicaba en el diario neoyorquino que el desorden inherente a la forma libre de la escritura a mano estaba detrás de esto. Después de todo, cuando escribimos a mano debemos planificar y ejecutar una acción que tiene que entregar un resultado concreto en la forma de una letra o una palabra. "Esta es una de las primeras manifestaciones de que el cerebro está cambiando debido a la práctica", explicó James.

    Otros estudios que comparan el rendimiento entre los niños que escriben una composición a mano o tecleando han demostrado que los niños que escribieron a mano produjeron más palabras e ideas originales que los que utilizan el teclado.

    Los investigadores también hallaron que los niños con mejor caligrafía también tenían una mayor activación neuronal de la memoria de trabajo.

    Y los beneficios no son sólo para los niños.

    Tomar notas a mano puede ayudarle a aprender más rápido y mejor, pruébelo la próxima vez que tenga un examen o necesite ofrecer una presentación. Los estudios sugieren que esto se debe al hecho de que se necesita procesar y replantear toda la información antes de escribirla.

    "A mano no escribimos tan rápido como tecleamos, pero las personas que teclean tienden a transcribir literalmente gran parte del contenido de una conferencia", dijo a The Atlantic, Pam Mueller, profesor ayudante en la Universidad de Princeton.

    Students who write by hand remember more and understand the material better than those who type
    http://explore.noodle.org/post/89999155928/new-research-by-pam-mueller-and-daniel-oppenheimer?utm_content=bufferea244&utm_medium=social&utm_source=twitter.com&utm_campaign=buffer

    New research by Pam Mueller and Daniel Oppenheimer demonstrates that students who write out their notes on paper learn more. Across three experiments, Mueller and Oppenheimer had students take notes in a classroom setting and then tested students on their memory for factual detail, their conceptual understanding of the material, and their ability to synthesize and generalize the information. Half of the students were instructed to take notes with a laptop, and the other half were instructed to write the notes out by hand. As in other studies, students who used laptops took more notes. In each study, however, those who wrote out their notes by hand had a stronger conceptual understanding and were more successful in applying and integrating the material than those who used took notes with their laptops.

    What drives this paradoxical finding? Mueller and Oppenheimer postulate that taking notes by hand requires different types of cognitive processing than taking notes on a laptop, and these different processes have consequences for learning. Writing by hand is slower and more cumbersome than typing, and students cannot possibly write down every word in a lecture. Instead, they listen, digest, and summarize so that they can succinctly capture the essence of the information. Thus, taking notes by hand forces the brain to engage in some heavy “mental lifting,” and these efforts foster comprehension and retention. By contrast, when typing students can easily produce a written record of the lecture without processing its meaning, as faster typing speeds allow students to transcribe a lecture word for word without devoting much thought to the content.

    Para saber más
    Escribir a mano
    , Sara Mesa

    Cien beneficios de la lectura
    , Carlos Alberto Sánchez Velasco

    Las mejores ideas ocurren en posición horizontal

    Rosa María Torres

    Foto: Waldorf School of the Penninsula, Silicon Valley, Calif, USA
    "Las buenas ideas no suelen aflorar mientras dormimos, pero sí cuando estamos en posición horizontal. Esto es al menos lo que revela un experimento realizado por varios psicólogos de la Universidad de Canberra, en Australia. Según el estudio, la postura horizontal es la más idónea para estimular la creatividad, azuzar el ingenio y resolver mentalmente los problemas. Lo hacemos peor sentados o de pie. Esto es así porque, al tumbarnos, el cuerpo entra en un estado deseable de relajación para que el cerebro trabaje al cien por cien. Además, en esta posición, le llega más combustible, es decir, sangre".  (¿Se piensa mejor tumbado o sentado?, en: Muy Interesante)

    Tradicionalmente se ha considerado que la posición horizontal es la indicada para dormir y que la posición vertical - parada, pero sobre todo sentada - es la indicada para aprender, para leer, para escribir, para estudiar, para pensar, para trabajar. Sobre esta base se han organizado la arquitectura, la  infraestructura, el mobiliario, el currículo, la pedagogía y las tecnologías escolares, las aulas de clase, los auditorios, las estaciones de trabajo. No obstante, resulta que las ideas fluyen mejor si quien las piensa - despierto, en plena vigilia - está en posición horizontal; cuando el cuerpo se relaja, el cerebro funciona mejor.
    Llevo muchos años sabiéndolo. Desde niña tengo junto a mi cama una libreta, lista para esa idea que saltará en algún momento y no me dejará en paz mientras no la ponga en blanco y negro. La predilección por el suelo, las alfombras, los colchones, las esteras, las almohadas y los almohadones, los sofás, los puff, los sillones reclinables, las hamacas, el césped, los columpios ... la arrastro también desde la infancia. Siempre leí y escribí en la cama, antes de dormir, y durante el día en posiciones y lugares que otros consideraban insólitos. En mi vida escolar, siendo estudiante destacada, prefería - como muchos adolescentes y jóvenes hoy - hacer las tareas tendida en la cama o en el piso antes que sobre el gran escritorio del estudio.

    Una de las clases que más disfrutaba en el colegio era la clase semanal de religión; por alguna razón que ahora me gustaría entender mejor, el profesor (jesuíta) daba su clase afuera, en el jardín, sentado en una pequeña fuente de piedra y con nosotros alrededor, desparramados sobre el césped. Era una clase placentera. Sin pizarra, sin apuntes, con muchas preguntas y con murmullo de agua en el fondo.

    Siempre he creído que la biblioteca tradicional - incluso si es moderna y bien dotada - es un lugar poco atractivo y hasta hostil para leer. No recuerdo cuándo fue la última vez que leí en una, sentada, rígida, en silencio. He buscado por donde voy librerías y bibliotecas que me sorprendan por su comodidad para la lectura, y he encontrado muy pocas.

    Si llegara a organizar mi propia escuela o centro de formación docente, tendría sello propio, no solo en la pedagogía sino en el mobiliario y en la organización y uso de los espacios. 








    Hace mucho que no trabajo en una compu con las rodillas dobladas y los pies contra el suelo. Si la primera laptop significó un salto cualitativo y una extraordinaria sensación de liberación, la llegada del wifi fue la gloria. Hoy puedo leer y escribir en cada rincón de mi casa, adentro y afuera, en pantallas y en papel. Y me pregunto cómo pude escribir tanto, y disfrutar tanto de la escritura, en posiciones tan anti-natura, anti-pensamiento, anti-cuerpo, anti-todo.

    Algunas de las experiencias educativas más notables que he conocido - ricas y pobres - transcurren a ras del suelo. Las escuelas no-formales del BRAC en Bangladesh. El Taller de Lectura para Maestros en Olinda. La educación comunitaria bajo un árbol en una comunidad en Senegal. La biblioteca de la Escola da Vila en Sao Paulo. La escuelita itinerante en Vitoria. La escuela Pestalozzi que visité en Florencia y el taller de caligrafía que presencié en una plaza en China, sobre los que aún no escribo.

    La reunión más extraordinaria en la que he participado fue en una isla privada, en el medio de un lago, en Canadá. Un lugar pensado para reuniones de Think Tanks, para pensar, conversar, debatir, construir, entre todos y en grupo pequeño. Una semana dedicada a pensar el presente e imaginar el futuro de la educación en el mundo, en un espacio amplio, luminoso, con vista al mar por todos los costados, con piso brillante y asientos de todos los tamaños, estilos y colores para que cada quien eligiera el suyo. Yo me instalé en un puff mullido y multiforme, con suficiente espacio para compartir entre dos. Todos descalzos o en medias, los zapatos a la entrada, como debe ser.

    Otra reunión memorable tuvo lugar en un jacuzzi. Ocho personas - hombres y mujeres - planeando un seminario con las piernas chapoteando y el agua hasta el cuello. Recuerdo pocas reuniones tan creativas y productivas. como esa.



    La investigación también dice que "al aire libre se aprende mejor". Nada como el aire libre - céspedes, huertos, veredas, calles, parques, playas, muelles, balcones, azoteas - para tenderse a pensar, a observar, a leer, a escribir, a sentir, a aprender.

    Los ilustradores de libros infantiles se esmeran en mostrarnos los placeres de la lectura al aire libre, de día y de noche.

    árboles ...

    lunas,

    hamacas...

    y siempre algún animalito alrededor: pájaros, gatos, conejos, búhos ... 
    Lecturimatges
    ¿Por qué los sistemas escolares insisten en asociar lectura con sillas, mesas, pupitres, estanterías, bibliotecas, laboratorios de computación? Los niños, la lectura y la imaginación se tientan con el suelo.








    En la escuela Pestalozzi que visité en Florencia, los libros no se colocan en estanterías sino en canastas y la lectura no se hace en la biblioteca sino en espacios colectivos organizados afuera del aula, con canastas, cojines de colores y pequeñas alfombras, todo a ras del suelo.


    Si los niños se sintieran libres para pedir, pedirían que los libros estuvieran al alcance y pudieran leerse con comodidad, sin pedir permisos, sin ceremonias.

    Escuelas amantes de la naturaleza y del aprendizaje al aire libre nos muestran niños, adolescentes y jóvenes panza arriba o panza abajo, leyendo, escribiendo, dibujando, pintando, conversando ...

    Investigaciones concluyen que el contacto con la naturaleza incrementa la inteligencia, la concentración y la creatividad, la capacidad para tomar decisiones y para lidiar con la frustración y la ansiedad.

    Unidad Educativa del Milenio, Guaranda, Ecuador. Foto: Andes

    ¿Que niño o niña puede sentirse a gusto en un laboratorio de computación con mesas tan altas que los pies quedan colgando y hay que hacer un gran esfuerzo para usar los teclados y alcanzar a ver las pantallas?
    Sillones y sofás se hicieron fama, en los últimos años, como estaciones televisivas. Pero desde siempre, desde mucho antes que apareciera la televisión, sillones y sofás han sido estaciones de lectura. Innumerables artistas, entre ellos muchos famosos, han retratado a hombres y mujeres leyendo, en ambientes y sillones de época.

    Lectoras recatadas, primorosamente ataviadas ...
    ... y también poco ataviadas.

    Hoy en día los sofás son buenos ya no solo para leer sino también para escribir. Escritores y teclados se acomodan a toda clase de superficies y de materiales.
    Las hamacas constituyen un subconjunto muy especial entre los objetos funcionales y placenteros. Usadas por pobres y ricos, las hay desde muy simples hasta sofisticadísimas.








    Lecturimatges
       Millones de pobres en el mundo duermen en hamacas, las usan de camas, de cunas, de corralitos infantiles, ignorando que éstas se han convertido en objetos fashion, recomendadas y codiciadas desde que la ciencia afirma que en una hamaca se duerme mucho mejor que en una cama. Lo raro es encontrarlas en espacios que no son ni de descanso ni de recreación.





    Me preguntan por qué elegí la foto de una niña leyendo en una hamaca, para ilustrar la educación en Finlandia. Una hamaca en una escuela es, ciertamente, revolucionario. La anti-silla. La informalidad, la comodidad, la ausencia de tensión y de miedo. El cuerpo presente, tenido en cuenta. El sueño y la siesta como posibilidad en horario escolar.
    En Curitiba, Brasil, el director de la Escola Estadual Brasílio Vicente de Castro (más de 2 mil alumnos), inspirado por unas vacaciones en la playa, decidió invertir en hamacas y en lectura al aire libre. “Teníamos un área ociosa de mil metros cuadrados. Fue ahí que pensé en colgar hamacas y crear un espacio agradable". Con un pequeño fondo de la Asociación de Padres, Madres y Funcionarios (APMF), compró 40 hamacas a 22 Reales cada una y creó un hamacario de lectura. ¡Genial!


    Oficinas de Google en Sao Paulo. Foto: NatGeo
    Saber que el mobiliario principal de las oficinas de Google en Sao Paulo son hamacas, fue una revelación. Desde entonces cuento el cuento a burócratas, académicos, empresarios, directores y profesores de escuelas.... Alguno se dejará inspirar y desformalizar. Quisiera ver esa sala de profesores donde los profesores pueden compartir, descansar y hasta tomarse una siesta como parte de su rutina diaria y de una estrategia deliberada de profesionalización y bienestar docente.


    La cama: uno de los más grandes y más versátiles inventos de la humanidad, objeto de adoración y elogios en la literatura universal.

    La cama más extraordinaria que conozco es la de Neruda en su casa de Isla Negra, en Chile, que él mismo diseñó. Ubicada en su dormitorio en el segundo piso, la cama fue colocada de modo tal que la ilumina el sol durante todo el día y tiene vista al acantilado y al mar sin necesidad de incorporarse. Neruda, como nadie, supo dar a la cama su sitial de lugar más importante de la casa.

    La cama se ha convertido en aliada favorita en tiempos de dispositivos electrónicos, compartiendo honores con el baño. Según un informe de Nielsen (2011), en Estados Unidos la mayoría de niños, jóvenes y adultos que tienen tabletas, teléfonos inteligentes y lectores electrónicos prefieren usarlos en la cama. Es de suponer que preferencias similares se estén asentando en muchos otros países...

    Tanto se invierte en mobiliario duro, incómodo y costoso en el hogar, en el sistema escolar, en el trabajo, en la academia, en la iglesia, en el gobierno. ¿Qué tal almohadones y hamacas en las salas de espera, en las aulas, en los centros de profesores, en las bibliotecas? ¿Clases y reuniones al aire libre? ¿Lectura y escritura horizontales en playas, hospitales, cárceles? ¿El suelo como superficie para jugar, estudiar, trabajar? ¿Siestas permitidas y programadas - en vez de penalizadas - en lugares de estudio y de trabajo? Son muchas las opciones, las variantes, las combinaciones. Yo cumplo aquí con informar y ofrecer ejemplos, incluidos algunos de mi propia experiencia personal.



    LinkWithin

    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...