Mostrando entradas con la etiqueta El Conejo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta El Conejo. Mostrar todas las entradas

El orgullo de ser maestra


Rosa María Torres

Grupo de maestras con el exPresidente José Velasco Ibarra



Este artículo fue publicado originalmente en El Comercio, en 1991, y más tarde incluido en el libro Itinerarios por la educación latinoamericana: Cuaderno de viajes (Paidós, 2000). Fue inspirado por y dedicado a Blanca Margarita Abad de Velasco, fallecida hoy, 11 de febrero de 2014, en Quito, a la edad de 92 años. Sirva ahora este breve texto como homenaje personal a su vida y a su memoria. 



Una por una, posiblemente como en la ceremonia de medio siglo atrás, cuando recibieron el título de maestras, van pasando a recibir el diploma que acredita sus cin­cuenta años de servicio. Mujeres canosas, en su tercera edad, que hace cincuenta años, en la flor de su juventud, aban­donaron la Escuela Normal y se lan­zaron a la aventura de enseñar.

El acto es emotivo y espe­cial. Himnos, discursos, abrazos, lágri­mas, flores, poesías, pasillos, para homenajear a este grupo de cincuenta y dos mujeres, maestras de maestras, que han formado a miles de maestras que hoy enseñan en las aulas del Ecuador.

Una de las homenajeadas es mi suegra. Mientras la veo feliz y emocionada en este importante día de su vida, pienso en las marcas que le ha ido tatuando el oficio de maestra: la energía desbordante, la postura erguida, la voz firme, el tono de mando, las convicciones fuertes, la pasión por la lectura, la avidez por aprender y mantenerse al día, la satisfacción con la tarea cumplida, la conciencia de las grandes carencias sociales y educativas de este país, la docencia como compromiso de vida y como tarea intelectual exigente.

Un sentimiento comparten estas mujeres: el orgullo de ser maestras, el orgullo de una vida dedicada a la enseñanza. Este mismo acto, estas mismas Bodas de Oro celebradas por ingenieros, o arquitectos, o contadores, sería muy diferente. El oficio de enseñar se levanta sobre muchos otros, con un aura especial. (“Be a teacher, be a heroe”, encontré escrito, en un cartel gigante, en plena avenida de Broadway, en Nueva York, en 1996). Un oficio que puede salvar vidas, abrir mentes, descubrir talentos, ampliar horizontes, construir posibilidades y futuros ni siquiera imaginados. Ser maestro continúa siendo una de las tareas sociales más nobles, una de las pocas que, en este mundo del sálvense quien pueda, todavía se basa en el altruismo y el espíritu de servicio.

Servir a otros es uno de los modos más significativos de existencia del ser humano y una de las fuentes más importantes de realización y gratificación personal. "Revalorizar" la docencia implica, esencialmente, recuperar para la profesión y para cada maestra y maestro concretos, el orgullo de ser maestros. En la dignidad y la valía profesional de cada maestro y maestra se juega no solo la calidad de la enseñanza en las aulas sino la dignidad de todo un pueblo.

Quito, 11 febrero, 2014

Sólo OTRA Educación cambia al Ecuador



Rosa María Torres 
Dedicado al Conejo

Texto escrito en 2002, vigente en 2013. Publicado originalmente en EducAcción 129, Periódico mensual del diario El Comercio, Quito, octubre 2002. 


“OTRO ECUADOR ES POSIBLE”

Bajo este lema se realizaron entre mayo y agosto de 2002 veinte mesas de diálogo en cinco ciudades del país, las cuales fueron procesadas en un taller final en Quito. Los más de 600 participantes en este proceso concluyeron, fundamentalmente, que los problemas del país sólo pueden resolverse cambiando el modelo político y el modelo económico vigentes, causantes de la pobreza y la inequidad social, así como de nuestra débil democracia y nuestra débil ciudadanía. 

Concluyeron también que, para construir ese Ecuador posible – un país en el que todos podamos vivir, aprender y desarrollarnos plenamente y con dignidad - es indispensable activar la participación, la vigilancia y el control social, a fin de que la ciudadanía exija transparencia en el manejo de los actos y los presupuestos públicos, una dirigencia política a la altura de ese país posible y cambios profundos en la manera de pensar y hacer Política, Política Social y Política Económica en nuestro país.

“SOLO LA EDUCACION CAMBIA AL ECUADOR”

Este lema (inspirado en el lema "Só a escola corrige o Brasil" utilizado en la campaña realizada a mediados de los 1990s por la oficina de UNICEF en Brasil junto con la Fundación Odebrecht, en el marco del Plan Decenal de Educación para Todos en ese país) fue adoptado por el Contrato Social por la Educación (CSE), una iniciativa impulsada por la oficina nacional de UNICEF en el Ecuador junto con el Ministerio de Educación, la cual se propone colocar la educación como tema prioritario en la agenda nacional. En particular, en esta coyuntura electoral, el CSE busca lograr que los candidatos a la presidencia se comprometan a asegurar el derecho de todos los ecuatorianos a una educación básica de calidad. Vieja aspiración y vieja deuda incumplida por los sucesivos gobiernos y meta sucesivamente postergada a nivel mundial en planes y compromisos internacionales como la Educación para Todos (1990-2000-2015).

Aunque estas dos iniciativas - "Otro Ecuador es Posible" y "Solo la Educación Cambia al Ecuador" - han surgido por separado y se vienen desarrollando de manera paralela, con escaso contacto entre sí, la propia razón las junta: Otro Ecuador es necesario y posible, pero dicho cambio requiere contar con la educación como aliada fundamental.

Lamentablemente, quienes piensan ese otro Ecuador posible – desde la política, la economía, la sociología, los grandes foros políticos y académicos - suelen prestar poca atención a la educación. Piensan más en términos de capacitación que de educación y formación, o bien mencionan la educación al pasar, como si se tratara de un servicio más, a coma seguida de la salud, la nutrición y otros servicios básicos. 

A su vez, lo usual es que quienes vienen del mundo de la educación se quedan entrampados en el “sector educativo”, el sistema escolar, la escuela, el aula, sin una visión más amplia de la política educativa, la política social y la política económica. Incluso, el sistema escolar no es visto como sistema: éste suele aparecer descuartizado por niveles y la educación superior vista como mundo aparte, desconectada del resto del sistema escolar, como si no fuese parte de éste.

¿"SOLO LA EDUCACIÓN CAMBIA AL ECUADOR"?  En verdad, la educación sola no puede hacerlo; se requiere otra Política y otra Economía. "OTRO ECUADOR ES POSIBLE" pero no sólo  gracias a un nuevo modelo político y económico sino también a un nuevo modelo educativo, dentro y fuera del sistema escolar y a lo largo de la vida. Porque no cualquier educación sirve para transformar a este país. No se trata solo de más de lo mismo, ni solo de mejorar lo existente. Se trata de repensar y transformar radicalmente el modelo educativo vigente.

- La educación que necesitamos los ecuatorianos y la que necesita el país para avanzar y dar un giro es una educación con raíces propias, democrática, gratuita y de calidad, con contenidos relevantes y pedagogías renovadas, pensadas desde el educando y poniendo en el centro el aprendizaje.

- Una educación que recupere el gusto por la enseñanza y por el aprendizaje, que invierta y confíe en la capacidad de enseñar y de aprender de quienes enseñan y de quienes aprenden.

- Una educación que no se limita a las aulas ni a la "edad escolar" sino que reconoce y exige una visión amplia de lo educativo, en la que están incluidas la familia, la comunidad, el barrio, el juego, el deporte, la lectura y la escritura por cuenta propia, la organización y la participacion sociales, el trabajo, la diversión y el ocio, la colaboración y el aprendizaje entre pares, y por supuesto los medios tradicionales y modernos de información y comunicación.

- La educación que puede llevarnos a imaginar y construir ese otro país posible es una educación no para la democracia sino en democracia, en pleno ejercicio de ésta, desde la infancia. - Una educación flexible, respetuosa de la diversidad, que rechaza los prejuicios y las discriminaciones de todo tipo, que combate el machismo y el racismo arraigados en nuestra sociedad.

- Una educación intercultural, que reconoce la diversidad cultural de nuestro país, la respeta y la potencia, entendiendo lo intercultural no únicamente como una dimensión de la educación indígena  sino de toda la sociedad.

- Una educación sensible a las necesidades de los educandos y de sus familias, que enseña a niños, jóvenes y adultos a aprender a aprender para el resto de la vida, a pensar y a pensar críticamente. Una educación que alienta la curiosidad, la pregunta, el argumento razonado y el debate antes que el anti-diálogo, la descalificación y la agresión como formas de vida cotidiana y como comportamientos predominantes en el mundo de la política.

- Una educación en proceso permanente de cambio, que enseña ella misma a cambiar y a orientar conscientemente el cambio, no sólo a aceptar y a “acomodarse al cambio”, como proponen los modernos decálogos de la educación para el siglo 21.

- Una educación emancipadora antes que domesticadora de las mentes y los espíritus, capaz de sacar lo mejor de cada uno, de identificar y desarrollar talentos y puntos fuertes antes que debilidades.


"SOLO
OTRA
EDUCACION CAMBIA AL ECUADOR". Esa debe ser la apuesta. No la tradicional reforma educativa pensada y elaborada "arriba" para ser implementada "abajo", sino el cambio de fondo y de a de veras, desde abajo y desde arriba, con la participación, la comprensión y la complicidad de toda la sociedad.

Si la Educación es demasiado importante para dejarla en manos de educadores, la Política y la Economía son demasiado importantes para dejarlas en manos de políticos y de economistas. Articular Educación, Sociedad, Economía y Política, juntar saberes y esfuerzos desde todos estos ámbitos, es esencial para avanzar hacia Otro Ecuador Posible y Otra Educación Posible.


* Rosa María Torres. Asesora del Ministro de Educación Juan Cordero. Co-fundadora y miembro del primer Equipo Técnico del Contrato Social por la Educación, como parte de mis funciones de asesoría. Quito, 2002.

Textos relacionados en OTRA∃DUCACION
▸ La pasividad de los ecuatorianos (a propósito de política, educación y ciudadanía)
▸ La reforma educativa tradicional  
▸ ¿Educar para adaptar? ▸ Education for Adaptation?
▸ ¿Mejorar la educación para aliviar la pobreza o aliviar la pobreza para poder educar?
▸ Ecuador: 4 años de "revolución educativa"
▸ No hay revolución educativa sin revolución docente y sin diálogo social
▸ Cultura ciudadana: ¿qué clase de educación necesita Quito?
▸ Nuevo Bachillerato Ecuatoriano: un tiro al aire
▸ EducarEcuador: "Este portal puede ser un aliado clave de la educación ecuatoriana"
▸ Curriculés
▸ Por qué voté en blanco por el Plan Decenal de Educación (2006-2015)
▸ Incidir en la educación
▸ 12 tesis para el cambio educativo
▸ Crónica de un desastre anunciado (Un relato de educación-ficción)
▸ Una escuela amiga de los niños y de los pobres
▸ Pronunciamiento Latinoamericano por una Educación para Todos

I Encuentro Internacional Monseñor Leonidas Proaño

Rosa María Torres

Riobamba-Ecuador (20-24 octubre 2010)


Blog oficial del Encuentro

"Mi universidad ha sido el pueblo y mis mejores maestros los pobres en general y particularmente los indígenas del Ecuador".
Monseñor Leonidas Proaño

"La Pedagogía del Oprimido deja de ser del oprimido y pasa a ser la pedagogía de los hombres en proceso de permanente liberación".
Paulo Freire

"La función de la educación es reproducir el sistema.
La Educación Liberadora es una lucha, una lucha permanente
".
François Houtart

(Ponencia presentada en el I Encuentro Internacional en Homenaje al Pensamiento y Acción de Monseñor Proaño, Riobamba, 21 de octubre 2010)
-
Los indígenas y los nuevos paradigmas del desarrollo humano


Monseñor Leonidas Proaño
(tomado de Fundación Pueblo Indio del Ecuador)
Profeta de los Pobres
Obispo de los Indios
Padre de la Iglesia Latinoamericana



MONS. LEONIDAS  PROAÑO VILLALBA

Nació en San Antonio de lbarra el 29 de enero de 1910 y luego de toda una vida coherente de entrega sin reservas a la liberación de los excluidos y oprimidos, retornó al Padre Dios el 31 de agosto de 1988.
Por voluntad propia sus restos reposan en el Centro de Formación de Misioneras Indígenas en Pucahuaico.
" Para entrar en el proceso de educación liberadora es menester despojarse de todo concepto de superioridad. Se trata, en efecto, de ir juntos, de ir caminando juntos. Se trata de irnos liberando juntos. Se trata de ir creciendo juntos". Monseñor Proaño

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...